¡Cuéntenos sobre su experiencia con la exención de tarifas en la corte testamentaria!

¿Alguna vez ha presentado un caso ante la corte testamentaria? El Colegio de Abogados del Estado de Michigan quiere saber más sobre cómo las cortes de todo el estado renuncian a pagar tarifas en esos casos. Haga clic en el enlace a continuación para ir a una encuesta de 30 segundos que podría ayudar a aumentar el acceso a las cortes para otras personas.
Encuesta sobre exención de tarifas testamentarias (inglés)

Resumen de procesos para patrimonios pequeños

Menú de temas

¿Qué hay en un patrimonio?

Cuando fallece una persona, dicha persona se llama el difunto. El difunto deja bienes. Esos bienes se tienen que transferir a aquellas personas que los heredarán. Los bienes podrían ser:

  • Bienes reales (casas y otros edificios, terrenos y las cosas adjuntas a los mismos)
  • Bienes personales (muebles, automóviles y otras cosas que no estén adjuntos a un terreno)
  • Cuentas bancarias
  • Acciones y bonos
  • Deudas debidas a la persona difunta

La ley detalla cómo se puede y se tienen que distribuir los bienes de una persona cuando fallece. En Michigan, las cortes testamentarias están a cargo de verificar que el patrimonio se distribuye correctamente. Esto se llama administración testamentaria. El patrimonio incluye muchos de los bienes del difunto, pero algunas cosas se pueden omitir. El patrimonio en general no incluye:

  • Pólizas de seguro,
  • Bienes de propiedad conjunta,
  • Cuentas de jubilación o
  • Fideicomisos que no hayan sido establecidos por un testamento

Bienes de propiedad conjunta (bienes en común)

Los bienes de propiedad conjunta (también llamados bienes en común) son bienes que pertenecen a más de una persona. En general no se incluyen en el patrimonio. Ejemplos de bienes de propiedad personal conjunta son si tanto usted como el difunto están nombrados en el título de un carro o si tienen cuentas bancarias en conjunto. Al fallecer el difunto, usted automáticamente obtiene la propiedad absoluta de ese bien, y por lo tanto no forma parte del patrimonio. Le puede convenir llevar una copia del certificado de defunción del difunto al banco o al Secretario de Estado (Secretary of State, o SOS) para eliminar el nombre del difunto de la cuenta o título del carro.

Sin embargo, a veces la propiedad conjunta es más compleja. Si es dueño de bienes reales con el difunto, o si es dueño de cualquier tipo de propiedad con el difunto y otra persona, puede ser difícil entender a quién le pertenece la propiedad cuando fallece uno de los dueños. Lea el artículo Bienes de propiedad conjunta para obtener más información sobre este tema, o use la Guía de ayuda legal para encontrar abogados y servicios legales en su zona.

¿Quién hereda los bienes?

Después de pagar los gastos de funeral y entierro, la corte ordenará que todos los bienes restantes se dividan entre los herederos. La fórmula de herencia determina cuáles herederos heredan bienes, y qué parte de los bienes recibirá cada persona. Si el patrimonio es pequeño y hay un cónyuge sobreviviente, esa persona hereda todos los bienes.

Si no hay un cónyuge sobreviviente, todos los bienes se darán o pagarán a descendientes directos del difunto, empezando con los hijos del difunto. Si todos los hijos del difunto están vivos, repartirán los bienes en partes iguales. Si uno de los hijos falleció antes que el difunto, los hijos de ese hijo repartirán su parte de los bienes, en partes iguales. Si el difunto tenía un nieto que debería haber heredado pero falleció antes que difunto, sus hijos repartirán su parte de los bienes en partes iguales. Si los hijos o nietos herederos fallecen antes que el difunto y no tienen hijos propios, la línea de herencia termina allí. Su parte se dividirá entre los demás herederos.

Si no hay descendientes vivos del difunto, los bienes se repartirán entre los padres del difunto en partes iguales. Si solo uno de los padres vive, ese padre heredará todos los bienes. Si ambos padres fallecieron antes que el difunto, los bienes se transferirán a sus descendientes, empezando con los hermanos del difunto. Corresponden las mismas reglas de representación indicadas arriba.

Si uno de los hermanos falleció antes que el difunto, los hijos de esa persona repartirán su parte de los bienes, en partes iguales. Lo mismo es cierto si una sobrina o sobrino heredero fallece antes que el difunto. Si los hermanos o sobrinos herederos fallecen antes que el difunto y no tienen hijos propios vivos, la línea de herencia termina allí. Su parte se dividirá entre los demás herederos.

Si no hay ningún descendiente de los padres con vida, los bienes se dividirán entre los abuelos del difunto. La mitad de los bienes irán a los abuelos paternos del difunto, y la otra mitad irá a los abuelos maternos. Si solo un abuelo materno o paterno está con vida, se quedará con toda la mitad de los bienes. Si ambos abuelos de un lado de la familia fallecieron antes que el difunto, su mitad de los bienes va a sus descendientes, empezando por los tíos del difunto. Corresponden las mismas reglas de representación indicadas arriba.

Si uno de los tíos herederos falleció antes que el difunto, los hijos de esa persona repartirán su parte de los bienes, en partes iguales. Lo mismo es cierto si un primo heredero fallece antes que el difunto. Si los tíos o primos herederos fallecen antes que el difunto y no tienen hijos propios con vida, la línea de herencia termina allí. Su parte se dividirá entre los demás herederos.

También hay otras reglas, incluyendo reglas especiales si un heredero fallece después que el difunto. Puede usar la herramienta Hágalo usted mismo: liquidación de un patrimonio pequeño para ayudarle a averiguar quién heredará y qué parte recibirá cada heredero. Le dirá las partes que tiene derecho a recibir cada uno, pero algunas cosas (como los carros) no se pueden dividir fácilmente. Decida cómo dividir los bienes existentes para que todos reciban la parte que merecen.

La regla de 120 horas 

En Michigan, una persona tiene que vivir más de 120 horas después de que muera el difunto para que tomen efecto los derechos de supervivencia. En general, si la persona que muere durante las primeras 120 horas después de la muerte de un difunto, se considera que murió antes que el difunto. Cuando esto ocurre, pierde su interés en los bienes del difunto. La regla de 120 horas no se cumple si:

  • Un testamento, escritura, título o fideicomiso tiene disposiciones en caso de muerte simultánea o muertes en un siniestro en común
  • Un testamento, escritura, título o fideicomiso dice que una persona no tiene la obligación de sobrevivir por un determinado período de tiempo o especifica un período de supervivencia distinto

  • La regla afectaría los intereses protegidos por la ley de Michigan

  • La regla causaría una falla o duplicación en la distribución de bienes

Patrimonios pequeños

Hay distintas maneras de administrar un patrimonio. Si el patrimonio no contiene muchos bienes, es posible que pueda usar un proceso de patrimonio pequeño en el cual no participa la corte testamentaria para nada, o solo participa un poco.

Si un patrimonio es pequeño o no depende del valor de los bienes del patrimonio. El valor monetario puede cambiar todos los años. Si una persona fallece el 21 de febrero de 2024 o después su patrimonio debe valorarse en $28,000 o menos para ser pequeño. Si una persona falleció entre 2023 y hasta el 20 de febrero de 2024 inclusive, el patrimonio debe valorarse en $27,000 o menos. Si una persona falleció en 2022, el patrimonio debe valorarse en $25,000 o menos. Si una persona falleció entre 2021 o 2020, un patrimonio debe valorarse en $24,000 o menos.  Si una persona falleció en 2019 o 2018, el patrimonio debe valorarse en $23,000 o menos. Los procesos de patrimonios pequeños se denominan asignación de bienes y transferencia por declaración jurada.

A veces un patrimonio es tan pequeño que puede usar un proceso aún más sencillo. Si el difunto solo dejó un carro, bienes personales o salarios de un trabajo, esas cosas se pueden transferir individualmente.

Este artículo contiene un resumen de todos estos procesos. Si el patrimonio que está dividiendo no califica para uno de los procesos de patrimonios pequeños, visite Cómo distribuir un patrimonio más grande o un patrimonio con un testamento. Distribuir la propiedad después de que alguien muere puede ser complicado. Es posible que quiera hablar con un abogado.

Si tiene bajos ingresos es posible que sea elegible para servicios legales gratis. Sin importar sus ingresos puede usar la Guía de ayuda legal para encontrar abogados en su zona. 

Si no es elegible para servicios legales gratis y no puede pagar cuotas legales altas, le puede convenir contratar un abogado para ayudarle con partes de su caso, en vez de todo. Esto se llama representación de alcance limitado (limited scope representation, o LSR). Para obtener más información, lea La representación de alcance limitado (LSR): una manera más económica de contratar un abogado.

Para encontrar una lista de abogados que ofrecen LSR, haga clic en este enlace de Búsqueda de abogados del Colegio de Abogados del Estado de Michigan (State Bar of Michigan Lawyer Directory). Puede limitar los resultados a abogados en su área si llena su condado, ciudad, o código postal en la parte superior de la página donde dice "city, state, or zip.” También puede limitar los resultados por tema si llena el tipo de abogado que necesita (divorcio, patrimonio, etc.) en la parte donde dice “name or practice area.” Si desea encontrar abogados que hablen español, haga clic en "languages" (idiomas) y escriba “Spanish” (español).

Otras inquietudes: el testamento del difunto, el Seguro Social, los impuestos sobre los ingresos y las deudas

Además de dividir los bienes de un difunto, es posible que tenga otras inquietudes después del fallecimiento de una persona.

¿Tenía un testamento?

A veces las personas preparan un testamento antes la muerte para explicar cómo les gustaría que se distribuyan sus bienes. Sin embargo, los procesos para patrimonios pequeños ignoran los deseos en el testamento del difunto. En su lugar, su usa la fórmula de herencias para dividir los bienes. Esa fórmula se describe anteriormente.

Si le gustaría seguir el testamento, tendrá que pasar por un proceso testamentario informal. Para más información visite Cómo distribuir un patrimonio más grande o un patrimonio con un testamento.

Si el difunto no dejó un testamento, o si usted es un heredero y elige seguir la fórmula de herencia legal, puede usar los procesos para patrimonios pequeños.

Beneficios del Seguro Social

Si el difunto recibía beneficios del Seguro Social, la Administración del Seguro Social (Social Security Administration, o SSA) debería ser notificada de la muerte cuanto antes posible. El director de la funeraria puede presentar un formulario para contarle a la SSA sobre la defunción, o es posible que tenga que hacerlo usted mismo.

Si el difunto recibió beneficios el mes después de su muerte, los beneficios pagados se tendrán que devolver a la SSA.  Si los beneficios se depositan directamente y la cuenta sigue abierta, es posible que la SSA retire los fondos.

Puede obtener más información de la publicación de la SSA sobre cómo detener los pagos y solicitar beneficios del sobreviviente, si cumple con los requisitos.

Impuesto sobre la renta

Cuando fallece una persona, su patrimonio se convierte en un contribuyente nuevo para los fines de impuestos sobre los ingresos, separado de la persona. El patrimonio tiene que obtener un Número de identificación del empleador (Employer Identification Number, o EIN) del IRS. Puede ir al sitio web del IRS para más información sobre cómo obtener un EIN. El número asignado se usa en todas las cuentas a nombre del patrimonio, como un banco, unión de crédito y cuentas de corretaje.

El EIN también se usa para presentar la declaración de impuestos final del difunto. Puede obtener información sobre lo que se necesita para la declaración de impuestos final en el sitio web del IRS.

Deudas

Tendrá que pagar la deuda, hasta el monto de dinero o valor de los bienes que recibió del patrimonio.

Si es el cónyuge o hijo menor de edad del difunto y heredó los bienes usando asignación de bienes o transferencia por declaración jurada, no tiene que pagar las deudas del difunto.

Si no es el cónyuge o hijo menor de edad del difunto, tendrá que pagar la deuda, hasta el monto de dinero o valor de los bienes que recibió del patrimonio. Si usó asignación de bienes, un acreedor tiene que tratar de cobrar la deuda dentro de los 63 días después de que el juez firme la Orden de Asignación de bienes. Si heredó los bienes usando transferencia por declaración jurada, no hay límite de tiempo para que el acreedor cobre la deuda.

Asignación de bienes

La Asignación de bienes es el proceso para patrimonios pequeños que tiene que usar si el difunto tenía bienes reales. Sin embargo, por más que no haya bienes reales, puede elegir usar una asignación de bienes si el patrimonio es pequeño. Este el único proceso de patrimonio pequeño en el cual un juez testamentario revisa y aprueba la división de bienes.

Para usar este proceso tiene que saber cuáles son todos los bienes y quiénes son todos los herederos que tenía el difunto, y tener información sobre el costo del funeral o entierro. También tiene que ser un heredero o la persona que pagó por el funeral.

Bienes

Tiene que enumerar todos los bienes reales y bienes personales con el valor de cada uno. El valor del bien que se utiliza para decidir si un patrimonio es "pequeño" es su valor de mercado. Cualquier derecho de retención o hipoteca en los bienes personales no se restará a la hora de determinar el valor del bien personal. Para los bienes reales (casas y tierras) enumerará hipotecas u otros préstamos. Estos se considerará a la hora de determinar el "valor de inventario", que es un valor que ayuda a la corte a decidir cuánto cobrar por presentar el caso en la corte.

El proceso de asignación de bienes

Para empezar este proceso, presente una Petición y orden de asignación con la corte testamentaria en el condado donde vivía el difunto. Si el difunto vivía fuera del estado de Michigan, presente la Petición y orden de asignación en el condado donde el difunto tenía bienes. Puede usar la herramienta Hágalo usted mismo: liquidación de un patrimonio pequeño para crear esta petición.

Tendrá que pagar una cuota de presentación de $25. Además hay una cuota de inventario que depende del valor de los bienes en el patrimonio. Puede usar la calculadora de cuota de inventario en el sitio web de la Una corte de justicia de Michigan (Michigan One Court of Justice) para averiguar cuánto le cargará. Tiene que presentar una copia certificada del certificado de defunción junto con la petición. También tiene que presentar pruebas de que se pagaron los gastos de funeral y entierro, o una factura mostrando el monto debido.

La corte ordenará que se paguen los gastos de funeral y entierro, o reembolsará a la persona que los pagó. Esto significa que todos los gastos pagos e impagos de funeral se restarán del valor del patrimonio a la hora de determinar si es o no un patrimonio pequeño. Si no hay dinero en efectivo disponible, es posible que haya que vender algo para pagar esos gastos. Para obtener más información sobre este proceso, lea el artículo Patrimonios pequeños: ¿Cómo funciona la asignación de bienes?

Aviso a los acreedores del difunto

Este proceso no incluye ningún aviso a los acreedores. Si un acreedor trata de cobrar una deuda dentro de los 63 días después de que la corte emita la orden, la persona que recibió los bienes tendrá que pagar la deuda, hasta el valor de los bienes que recibió la persona. Esto no se aplica si el cónyuge o los hijos menores de edad del difunto recibieron los bienes. Por ejemplo, si el hermano del difunto recibió $1,000, un acreedor a quien el difunto debía $500 podría obtener los $500 del hermano. Si el difunto le hubiera debido $1,500, el hermano no habría tenido que pagar más de $1,000 al acreedor. Si el cónyuge o hijo menor de edad del difunto hubieran recibido los bienes, no habrían tenido que pagarle nada al acreedor.

Transferencia por declaración jurada

Si un patrimonio pequeño no tiene bienes reales, el patrimonio puede ser distribuido usando el proceso de transferencia por declaración jurada. Para este proceso no hace falta presentar nada en la corte. La persona que heredará los bienes del difunto puede obtenerlos presentando el certificado de defunción y la declaración jurada a cualquier persona que tenga los bienes, como por ejemplo un banco. Puede usar la herramienta Hágalo usted mismo: liquidación de un patrimonio pequeño para completar la declaración jurada.

Para usar este proceso tiene que saber cuáles son todos los bienes y todos los herederos que tenía el difunto. Tiene que esperar 28 días después de la muerte del difunto para usar la declaración jurada o transferir los bienes. También tiene que ser un heredero con derecho a parte de o todos los bienes, y usted tiene que saber los nombres y las direcciones de los otros herederos que recibirán una parte de los bienes.

Para usar este proceso, todo lo siguiente debe ser verdad sobre el patrimonio:

  • No incluir bienes reales,
  • Tener un valor igual o menor a los límites para un patrimonio pequeño 
  • No tener una solicitud de representante personal presentada u otorgada

Bienes

Se tienen que enumerar todos los bienes personales con el valor de cada artículo. Cuando usa este proceso puede restar cualquier derecho de retención y préstamo de todos los bienes personales en el patrimonio. Por ejemplo, si un mueble tiene un valor de $1,500, pero el difunto todavía debía $500 de un préstamo del mueble, el valor del mueble aparecerá en la declaración jurada como $1,000.

Sin embargo, no puede deducir los gastos de funeral para determinar si el patrimonio es pequeño o no. Si el patrimonio es demasiado grande para calificar para este proceso sin deducir los gastos de funeral y entierro, es posible que le convenga usar el proceso de asignación de bienes, para el cual se pueden restar los costos de funeral y entierro.

Proceso de transferencia por declaración jurada

El primer paso en el proceso es llenar la declaración jurada. Puede usar la herramienta Hágalo usted mismo: liquidación de un patrimonio pequeño para llenar la declaración jurada. Fírmela ante un notario. Muchos bancos y uniones de crédito tienen notarios. Es posible que tenga que pagar una pequeña cuota para certificar ante un notario la declaración jurada.

Luego muestre la declaración jurada y una copia del certificado de defunción a cualquier persona que tenga los bienes. El tenedor de los bienes se los debería entregar a usted. El tenedor puede guardar una copia de la declaración jurada como comprobante.

Por ejemplo, si falleció su padre y dejó una cuenta bancaria y algunos bienes personales en un apartamento, usted podría usar este proceso. Después de que la declaración jurada esté notariada, podría llevar una copia del certificado de defunción al banco de su padre. El banco le debería dar el dinero en la cuenta. Si la declaración jurada dice que más de una persona tiene derecho a recibir parte de la cuenta, es posible que se distribuya en forma de cheques a cada persona con derecho a recibir una parte. Entonces podría ir al apartamento y mostrarle al propietario la declaración jurada notariada para poder recoger los bienes personales de su padre.

Aviso a los acreedores del difunto

Este proceso no incluye ningún aviso a los acreedores. Además no hay un límite de tiempo para que los acreedores cobren el dinero adeudado. Si un acreedor trata de cobrar una deuda del difunto, la persona que recibió los bienes tendrá que pagar la deuda, hasta el valor de los bienes que recibió la persona. Esto no se aplica si el cónyuge o los hijos menores de edad recibieron los bienes. Por ejemplo, si el hermano del difunto recibió $1,000, un acreedor a quien el difunto debía $500 podría obtener los $500 del hermano. Si el difunto le hubiera debido $1,500, el hermano no habría tenido que pagar más de $1,000 al acreedor. Si el cónyuge o hijo menor de edad del difunto hubieran recibido los bienes, no habrían tenido que pagarle nada al acreedor.

Dinero debido de un empleador

Si el patrimonio del difunto se está administrando por medio de la asignación de bienes y un empleador le debe dinero o beneficios al difunto, muéstrele al empleador una copia certificada de la Orden de asignación. El empleador debería darle el dinero o beneficios adicionales debidos al difunto. Si el patrimonio del difunto se está administrando por transferencia por declaración jurada, use la declaración jurada para mostrar lo que usted debería recibir.

Si los únicos bienes que dejó el difunto es dinero de un empleador por salarios o beneficios adicionales, no hace falta obtener una orden de la corte. El empleador puede tener un contrato, póliza o plan que diga cómo se deben distribuir los salarios o beneficios. Si el empleado presentó una declaración firmada al empleador diciendo a quién se deberían pagar los salarios y beneficios, el empleador debería pagarle a esa persona. Si no hay ningún contrato, póliza, plan o declaración firmada, el empleador debería dar los salarios y beneficios al cónyuge sobreviviente del empleado. Si no hay un cónyuge sobreviviente, los salarios y beneficios se deberían dar a los hijos del empleado. Si no tiene hijos, se deberían dar a los padres del empleado. Si no tiene padres con vida, se deberían dar a los hermanos del empleado.

Cómo transferir un vehículo

Si el difunto tenía un vehículo, su título se puede transferir usando un formulario de la oficina de la SOS si:

  • El patrimonio no se va a distribuir por medio de la corte testamentaria (excluyendo patrimonios pequeños);
  • El vehículo o vehículos del difunto tienen un valor de $60,000 o menos; y
  • No hay un derecho de retención en el vehículo o usted puede pagar el derecho de retención por completo en el momento de la transferencia.

Este proceso no funcionará para patrimonios que tienen barcos.

Para transferir el título, el cónyuge sobreviviente o heredero tiene que llenar una Certificación del heredero de un vehículo. Necesitará información sobre el vehículo, como el año, marca, modelo, número de identificación del vehículo (Vehicle Identification Number, o VIN) y el número del título.

Si usa la herramienta Hágalo usted mismo: liquidación de un patrimonio pequeño, recibirá un formulario de certificación llenado para cada vehículo que transfiera. Tendrá que certificar que no se inició ningún procedimiento testamentario y que no espera que se inicie un procedimiento testamentario en el futuro. El proceso de asignación de bienes no cuenta como un procedimiento testamentario. Tendrá que determinar quién hereda el vehículo y llenar el formulario.

Cuando vaya a la oficina de la SOS para transferir el título, lleve una copia del certificado de defunción. Si tiene una copia del título del vehículo, llévelo. Puede obtener más información en el sitio web de la SOS.

Si no hay un cónyuge sobreviviente, es posible que más de un heredero tenga el mismo derecho al vehículo. Las personas que no recibirán el título a su nombre pueden llenar una Declaración de certificación para decir que renuncian a ese derecho.

Si el carro se transfiere a alguien que no sea el cónyuge o un heredero, la persona que reciba el carro tendrá que pagar impuestos sobre el uso. El impuesto sobre el uso se paga en la oficina de la SOS cuando se transfiere el título.

Bienes personales

Si el patrimonio del difunto se está administrando por medio de la asignación de bienes, lleve una copia certificada de la Orden de asignación de bienes para mostrar al tenedor de cualquier bien que debería ser entregado a usted. Si el patrimonio del difunto se está administrando por transferencia por declaración jurada, use la declaración jurada para mostrar los bienes que usted debería recibir.

Si no se está usando ninguno de los procesos y el difunto solo dejó ropa y hasta $500 de dinero en efectivo, esos artículos se pueden transferir al cónyuge, hijo o padre del difunto sin una orden de la corte. Esta solicitud solo se puede hacer a uno de los siguientes:

  • Hospital,
  • Instalación de vivienda asistida o asilo de ancianos,
  • Morgue o
  • Agencia del orden público

El cónyuge, padre o hijo tienen que mostrar todo lo siguiente:

  • Pruebas de su identidad,
  • Una declaración jurada probando la relación y
  • Una declaración jurada de que no hay un proceso testamentario y que no habrá uno

Una declaración jurada es una declaración escrita certificada por un notario público. Muchos bancos y cooperativas de crédito tienen un notario público. Es posible que haya un cargo por certificar la declaración ante notario.

¿Cuál de los procesos es el correcto para mí?

Administración testamentaria

De todas las opciones, la administración testamentaria es la que más dinero cuesta y más tiempo toma. Les da aviso a los acreedores para que los herederos sepan que los acreedores no intentarán cobrarles deudas debidas por el difunto. Además tiene más supervisión y le permite seguir los deseos del difunto expresados en el testamento.

Si el difunto tenía más de $28,000 en bienes después de las deducciones permitidas, es probable que tenga que usar la administración testamentaria porque las opciones para patrimonios pequeños no están disponibles. Si usa este proceso, es posible que le convenga hablar con un abogado. Puede usar la Guía de ayuda legal para buscar abogados y servicios legales en su zona. Además puede leer el artículo Resumen del proceso testamentario informal para obtener más información.

Asignación de bienes

Si el valor del patrimonio es menos de $28,000 después de restar los gastos de funeral, puede presentar los documentos necesarios en la corte y obtener una copia certificada de la Orden el mismo día usando el proceso de asignación de bienes. Es menos costoso que la administración testamentaria y se puede hacer sin abogado. Si tiene un abogado para ayudarlo, los honorarios legales serán menos que los honorarios para la administración testamentaria completa.

Este proceso se puede usar para distribuir todos los bienes en el patrimonio. Existe el riesgo de que un acreedor intente cobrar la deuda del difunto de los herederos hasta 63 días después de que se firme la orden.

Transferencia por declaración jurada

Si el valor de los bienes en el patrimonio es de menos de $28,000 y no tiene ningún bien real, puede ejecutar una declaración jurada para transferir los bienes. Este proceso es menos costoso que la asignación de bienes, pero solo puede usarlo si no hay bienes reales en el patrimonio.

Sin embargo, no puede deducir los gastos de funeral para determinar si el patrimonio es o no pequeño. Si el patrimonio es demasiado grande para calificar para este proceso sin deducir los gastos de funeral y entierro, es posible que le convenga usar el proceso de asignación de bienes.

Este proceso se puede usar para distribuir todos los bienes en el patrimonio. Existe el riesgo de que un acreedor intente cobrar la deuda del difunto de los herederos, y no hay un límite de tiempo para que el acreedor cobre el dinero adeudado.

Transferencia de un vehículo

Use este formulario de la SOS para transferir un vehículo si el valor total del vehículo es menos de $60,000 y no se nombró un representante personal. Se puede usar si el resto de los bienes se están distribuyendo usando la asignación de bienes, transferencia por declaración jurada o si solo hay bienes personales. Se tendrán que pagar cuotas de transferencia e impuestos si el vehículo se transfiere a alguien que no sea miembro de la familia.