For complete results, select the county where you live or where your case is filed:

Select county
x
x

La violencia en el hogar y el divorcio

Contents

    ¿Qué es la violencia en el hogar?

    La violencia en el hogar no es solo pegarle a otra persona. El maltrato puede tomar muchas formas. Puede incluir cosas como:

    • Agresión física

    • Agresión sexual

    • Maltrato emocional

    • Aislamiento

    • Control del dinero

    • Amenazas

    • Acecho

    • Intimidación

    Los maltratadores usan estas conductas para intentar obtener y mantener el poder sobre y el control de otra persona.

    Cuestiones de seguridad

    ¡Cuidado! La violencia en el hogar puede empeorar cuando termina la relación. Es importante que tome medidas de seguridad antes de iniciar el divorcio. Puede obtener ayuda en la agencia de violencia en el hogar en su zona. Vea la sección “Servicios comunitarios” de este sitio web para encontrar la agencia en su zona. También puede comunicarse con la Coalición de Michigan para Poner Fin a la Violencia Doméstica y Sexual (Michigan Coalition to End Domestic and Sexual Violence).

    ¿Cómo me puede ayudar una agencia de violencia en el hogar?

    No tiene que ir a un albergue para obtener ayuda.

    Las agencias de violencia en el hogar pueden ayudarle a pensar en su seguridad y sus opciones de respaldo durante el divorcio. Estas opciones podrían ser:

    • Hacer un plan de seguridad

    • Que un asesor-defensor asista a las audiencias en la corte consigo

    • Encontrar un lugar seguro para quedarse

    • Ayudarle a obtener una Orden de protección personal (Personal Protection Order, o PPO)

    • Ayudarle a mantener confidencial su ubicación

    Órdenes de protección personal

    Si está casado con alguien que lo hirió o amenazó con herirlo, es posible que quiera solicitarle una PPO a la corte. Para hacerlo, puede usar nuestra Hágalo usted mismo: Orden de protección personal (PPO). Puede pedirle a la corte que le prohíba a su cónyuge hacer cosas específicas como:

    • Ir a su casa

    • Herirlo

    • Amenazarlo

    • Comunicarse con usted

    Una PPO no sustituye una decisión de custodia de los hijos en un caso de divorcio o custodia. Sin embargo, su PPO puede limitar el contacto entre su cónyuge y sus hijos si los hechos en su caso lo indican. Esto puede ser el caso si su cónyuge amenazó o maltrató a sus hijos. O si el contacto de su cónyuge con los niños lo pone en peligro a usted.

    Para obtener más información sobre las PPO, lea el artículo, Resumen de las órdenes de protección personal o la Guía a los paquetes de herramientas para las órdenes de protección. Para información específica sobre cómo obtener una PPO contra su cónyuge, lea el artículo Órdenes de protección personal para relaciones domésticas.

    ¿Cómo puede afectar mi divorcio la violencia en el hogar?

    La violencia en el hogar es grave. Puede afectar muchos asuntos en su divorcio, como por ejemplo la custodia, el horario de crianza y la división de bienes. Si su cónyuge lo maltrató verbal, emocional o físicamente, debe considerar hablar con un abogado.

    Es posible que la oficina local de ayuda legal u otro abogado en su zona puedan ayudarlo. Haga clic en “Encuentre un abogado” para obtener ayuda en su zona. Es posible que la agencia de violencia en el hogar en su zona también pueda ayudarle a encontrar un abogado.

    Custodia y horario de crianza

    La violencia en el hogar también puede afectar las decisiones de custodia y horario de crianza en su divorcio. La violencia en el hogar es uno de los factores que la corte tiene que tener en cuenta al tomar decisiones sobre la custodia y el horario de crianza. Es así aunque la violencia no haya sido dirigida hacia los niños y aunque los niños no hayan visto la violencia. Es importante que le informe a la corte sobre la violencia y sobre qué temores tiene.

    Tenga en cuenta que incluso un cónyuge que maltrata puede recibir horario de crianza o algún tipo de custodia. La ley de Michigan supone que lo mejor para los niños es tener una relación cercana con ambos padres. Sus hijos probablemente tienen un lazo con su cónyuge aunque haya sido violento con usted.

    Piense en el tipo de horario de crianza que sería mejor dadas las circunstancias. A veces la corte ordena visitación supervisada por una tercera parte neutral. Podría ser un abuelo, otro familiar, amigo o un supervisor nombrado por la corte.

    El horario de crianza también puede ser más seguro para usted si se hace el intercambio de los hijos en un lugar público. Algunas comunidades tienen centros de visitación supervisada que pueden supervisar las visitas o intercambios.

    Si su cónyuge tiene custodia u horario de crianza según una orden de la corte válida, debe cumplir con la orden hasta que el juez la cambie, o que alguna otra orden de la corte (como un PPO) lo prohíba.

    Secuestro por parte de uno de los padres

    Si su cónyuge ha sido violento o lo ha amenazado, puede ser que tenga miedo que podría llevarse o quedarse con sus hijos sin permiso. Tal vez su cónyuge haya amenazado con quitarle sus hijos o se a quedado con ellos anteriormente.

    En la mayoría de los casos no se considera un secuestro cuando un padre se lleva o se queda con su hijo. Un padre sólo puede ser acusado de secuestro si viola una orden de custodia válida. Si usted no tiene una orden de la corte que le da custodia, su cónyuge no puede ser acusado de secuestro. Lo mismo es cierto para usted. A usted no se le puede acusar de secuestro si esconde a sus hijos en un albergue de violencia en el hogar o en otro lugar, a menos que esté violando una orden existente de custodia u horario de crianza.

    Si tiene miedo de que su cónyuge se lleve o se quede con sus hijos sin su permiso, es posible que pueda obtener una orden de custodia de emergencia o temporal en su caso de divorcio. Si le preocupa que su cónyuge pueda llevarse a sus hijos a otro país, es posible que pueda conseguir que la corte guardelos pasaportes de sus hijos. Si sus hijos todavía no tienen pasaportes puede comunicarse con el Departamento de Estado de los EE.UU. (U.S. State Department) para que pongan una alerta en los nombres de sus hijos. Esta alerta podría advertirle que su cónyuge piensa llevarse a sus hijos a otro país.

    Si le preocupa que su cónyuge se lleve, se quede con o esconda a sus hijos, le puede convenir hablar con un abogado que se especialice en asuntos de divorcio y custodia. Es posible que la oficina de servicios legales en su zona le pueda ayudar. El colegio de abogados de su condado también puede contar con un servicio de remisión a abogados. Los servicios de remisión a abogados pueden ayudarle a encontrar el tipo de abogado indicado para su caso, y posiblemente incluyan una consulta inicial gratis. Haga clic en “Encuentre un abogado” para obtener ayuda para encontrar un abogado en su zona. Es posible que la agencia de violencia en el hogar en su zona también pueda ayudarle a encontrar un abogado.

    División de bienes

    Se dividirán sus bienes matrimoniales como parte de su divorcio. Muchas personas controladoras o maltratadoras controlan el dinero y los bienes en un matrimonio. Si cree que su cónyuge tiene bienes que usted no conoce, o que su cónyuge puede intentar esconder o deshacerse de bienes, debe considerar contratar un abogado. Es posible que un abogado pueda encontrar bienes escondidos por medio de un proceso legal que se llama revelación. Un abogado también le puede ayudar a obtener órdenes temporales para que su cónyuge no pueda deshacerse de bienes durante su divorcio.

    Mediación

    La mediación es un proceso en la cual una persona neutral (el mediador) se reúne con ambos cónyuges para ayudarles a resolver asuntos en su divorcio. Se puede usar la mediación en su divorcio para ayudarles a usted y su cónyuge a llegar a un acuerdo sobre la división de bienes, la custodia de los hijos, el horario de crianza y otros asuntos. Sin embargo, si su cónyuge lo maltrató, es posible que no le convenga intentar la mediación.

    La mediación puede ser útil cuando ambas partes pueden pedir lo que quieren sin tener miedo o sentirse intimidados. Pero si una persona está acostumbrada a controlar y tomar todas las decisiones, en general no funciona bien la medicación. Las personas que maltratan a menudo usan amenazas, temor y control para obtener lo que quieren. Esta conducta no es congruente con el objetivo de la mediación, que es llegar a un acuerdo que sea justo para los dos. La mediación puede ser una muy mala idea si se está representando a sí mismo en su divorcio.