For complete results, select the county where you live or where your case is filed:

Select county
x
x

La mediación y otras maneras de llegar a un acuerdo

Contents

    ¿Qué es la mediación?

    La mediación es una alternativa a un juicio

    La mediación es un proceso para llegar a un acuerdo. Le puede ayudar a resolver asuntos en su caso de divorcio. Se puede usar mediación en lugar de ir a la corte y dejar que un juez tome las decisiones.

    En la mediación, usted y su cónyuge se reúnen con un mediador neutral. El mediador le ayudará a encontrar soluciones para los asuntos en su divorcio. La meta de la mediación es llegar a un acuerdo que sea justo para usted y su cónyuge, y que los dos la acepten.

    La mediación puede ser voluntaria u ordenada por la corte

    Puede asistir a mediación voluntariamente o la corte puede ordenarles a asistir a mediación. La mediación funciona mejor cuando las partes asisten voluntariamente y las dos piensan que les ayudará a resolver sus disputas. Sin embargo, la mediación también puede funcionar bien cuando la corte la ordena.

    Asuntos que se pueden tratar en la mediación

    La mediación puede resolver los asuntos sobre los que usted y su cónyuge no están de acuerdo. Antes de ir a mediación, debe pensar en los problemas que quiere tratar. En la mediación, a menudo se tratan los siguientes asuntos de derecho familiar:

    • Custodia y horario de crianza

    • Manutención de los hijos

    • Manutención del cónyuge (pensión alimenticia)

    • División de bienes y deudas

    Cómo funciona la mediación

    En general usted y su cónyuge se reunirán con el mediador varias veces. Cada uno tendrá la oportunidad de decirle al mediador lo que quiere que pase en el divorcio. El mediador no es juez y no decidirá quién tiene la razón en su caso. El mediador no tomará decisiones por ustedes.

    La mediación es un proceso cooperativo. Le ayudará a usted y su cónyuge a tomar decisiones en conjunto. Este tipo de mediación se llama mediación facilitadora.

    Usted y su cónyuge pueden pedirle al mediador que haga una recomendación por escrito sobre cualquier asunto que no se pueda resolver durante la mediación. Esto se llama mediación evaluadora. El mediador sólo puede hacer una recomendación si tanto usted como su cónyuge se lo piden. Ninguno de los dos puede ser castigado si no acepta la recomendación de su mediador. Si uno de los cónyuges la rechaza, nadie le puede decir al juez lo que decía la recomendación.

    Los costos de mediación

    Los mediadores cobran su propia cuota por hora, por lo que pueden variar los costos. Muchos condados cuentan con un Centro Comunitario de Resolución de Disputas (Community Dispute Resolution Center, o CDRC), que puede ofrecer servicios con cuotas que varían según los ingresos. Es probable que la corte ordene que cada uno pague la mitad del costo de la mediación. Si le ordenan asistir a mediación y no la puede pagar, puede pedirle a la corte que le asigne un mediador gratis o de bajo costo. Sin embargo, estos no están disponibles en todos los condados.

    ¿Cuáles son los puntos a favor y en contra de la mediación?

    A favor

    La mediación puede tener los siguientes beneficios comparado con un proceso de la corte común:

    • La mediación le da a usted y su cónyuge más control sobre el resultado de su caso;

    • La mediación puede tener un resultado más justo para los dos;

    • La mediación puede ser más confidencial.Sus acuerdos se incluirán en su fallo final de divorcio. El fallo es un registro público pero lo que se dice en la mediación permanece privado;

    • Los acuerdos de mediación en general toman menos tiempo que un juicio completo en la corte; y

    • La mediación en general es menos costosa que contratar a un abogado para tener un juicio completo en la corte.

    En contra

    No se recomienda usar la mediación para algunos casos de derecho familiar:

    Es posible que no sea buena idea usar la mediación en su caso si:

    • Hubo violencia en el hogar en su relación;

    • Hay un desequilibrio de poder entre usted y su cónyuge. Si una persona está acostumbrada a controlar y tomar todas las decisiones, es posible que no funcione bien la mediación;

    • Sus hijos sufrieron maltrato o descuido;

    • Usted o su cónyuge no pueden representarse sí mismos en la mediación. Por ejemplo, si uno de ustedes tiene una barrera física o de idioma. En esta situación, es posible que los dos necesiten tener abogados en la mediación; o

    • La mediación podría poner en riesgo la salud o seguridad de alguno de los cónyuges.

    Si hay alguna de estas situaciones en su caso, debe considerar contratar un abogado para poder obtener el mejor resultado posible en su caso.

    La mediación no reemplaza la necesidad de obtener asesoramiento legal

    Los mediadores no le darán asesoramiento legal ni lo hablarán por usted en la corte. Muchos mediadores no son abogados. La mediación puede reducir su necesidad de obtener representación legal. Sin embargo, debe considerar hablar con un abogado para asegurarse de que entienda sus derechos y las consecuencias legales de los acuerdos que se hacen durante la mediación.

    Si necesita un abogado y tiene bajos ingresos, es posible que sea elegible para recibir ayuda legal gratis. Puede usar la sección “Encuentre un abogado” en esta página para buscar ayuda legal en su zona.

    ¿Hay otros tipos de resolución de disputas que se pueden usar en mi caso?

    Sí. La mediación es solo una herramienta que se puede usar para llegar a un acuerdo en su caso. Estas son las otras opciones:

    Conciliación

    La conciliación es un proceso el Amigo de la corte (Friend of the Court, o FOC) que es menos formal que la mediación. En la conciliación, el FOC trabaja con usted y su cónyuge para tratar de resolver sus desacuerdos. En general la conciliación se realiza en las primeras etapas del caso. Puede resultar en órdenes temporales de custodia, horario de crianza y manutención de los hijos.

    Si usted y su cónyuge van a conciliación pero no llegan a un acuerdo, el FOC puede emitir una recomendación por escrito. En general se envía esta recomendación al juez. Si el juez la firma, la recomendación puede convertirse en una orden temporal. Luego, usted o su cónyuge tienen derecho a presentar protestas a la orden si no están de acuerdo con la misma.

    La conciliación del FOC no se usa en todos los condados, y puede ser diferente en los condados que la usen.

    Mediación del Amigo de la corte

    En algunos condados, es posible que el Amigo de la corte ofrezca servicios de mediación. Si no llega a un acuerdo por medio de la mediación del FOC, el Amigo de la corte puede realizar una investigación o tener una audiencia.

    Arbitraje

    El arbitraje es un proceso privado y voluntario en el que usted y su cónyuge eligen una tercera parte neutral para tomar una decisión en su caso. En general, la decisión del árbitro es obligatoria, lo que significa que forma parte de su Fallo de divorcio aunque no esté de acuerdo con la decisión. Esto diferencia el arbitraje de la mediación. La decisión del árbitro se convertirá en la orden final incluso si usted y su cónyuge no están de acuerdo.

    Para obtener más información sobre el papel del Amigo de la corte en su divorcio, lea el artículo Reseña del Amigo de la corte.