For complete results, select the county where you live or where your case is filed:

Select county
x
x

Estrategias para llegar a un acuerdo y negociar

Contents

    Es posible que esta sea la primera vez que esté involucrado en una disputa legal, o la primera vez que se representa a sí mismo en la corte. Muchas personas se sienten intimidadas por el proceso legal y no están seguras cómo proceder. Esta sensación puede ser peor cuando la otra parte tiene un abogado y usted no tiene abogado. El secretario de la corte le puede ofrecer información básica sobre los procedimientos y los papeles necesarios. Este sitio web le puede ayudar a preparar formularios para presentar en la corte. Pero en algún momento del proceso, es posible que el juez le sugiera llegar a un acuerdo. O usted y la otra parte pueden decidir que quieren llegar a un acuerdo en su disputa legal fuera de la corte. Este artículo le dará un poco de información sobre el proceso de llegar a un acuerdo y algunos consejos sencillos para comunicarse y negociar con la otra parte (o su abogado).

    Cómo comunicarse con la otra parte o su abogado

    Si la otra parte en su disputa legal tiene abogado, dicho abogado será el representante de esa parte. Así que si tiene la obligación de hacer la entrega legal de papeles a la otra parte, deben ser enviados a su abogado. Puede encontrar la información de contacto del abogado en la primera página de cualquier papel de la corte presentado por la otra parte. En general, los abogados no pueden hablar directamente con la otra parte si esa parte tiene un abogado que la represente. Si usted no tiene abogado, puede comunicarse con la otra parte directamente, a menos que haya una orden de la corte prohibiendo el contacto, como por ejemplo una orden de protección personal. También puede comunicarse con el abogado de la otra parte.

    El trabajo del abogado de la otra parte es proteger los intereses de su cliente, no los de usted. Ese abogado no es una persona neutral y no le puede dar asesoramiento legal a usted. Es posible que el abogado de la otra parte solo quiera comunicarse con usted por escrito. Tanto usted como el abogado deben ser respetuosos uno del otro, y responder a emails, cartas y llamadas telefónicas en un plazo razonable.

    Si la otra parte o su abogado aceptan hacer algo, pídales que lo pongan por escrito. Puede ser útil tenerlo por escrito más adelante si no cumplen con lo prometido.

    Acuerdo

    Muy pocos casos de la corte terminan con una decisión del juez. La mayoría de los casos de la corte terminarán con un acuerdo aceptado por las dos partes. Si las partes llegan a un acuerdo, se pone el acuerdo por escrito para indicar los términos del mismo. En general las dos partes renuncian algunas cosas que quieren para llegar a un acuerdo. Este acuerdo puede ser escrito por las partes mismas, o redactado con la ayuda de una persona neutral, como un mediador, árbitro u otro personal de la corte.

    Hay muchas ventajas de llegar a un acuerdo en lugar de tener un juicio:

    • Su disputa se puede resolver más rápido, sobre todo en los casos en que las partes están de acuerdo en la mayoría de las cosas

    • Le puede costar menos, por ejemplo, en cuotas de la corte o dinero que pierde por no trabajar por tener que ir a audiencias de la corte

    • Puede ser más confidencial que un juicio: el fallo final es un registro público, pero las negociaciones para llegar a un acuerdo permanecen privadas

    • Tendrá más control sobre el resultado de su disputa y evitará el riesgo de que el juez decida en su contra

    • Puede ser mejor para su relación con la otra parte evitar un proceso de la corte combativo, sobre todo si tienen hijos en común

    • Si ambas partes aceptaron la solución, será más probable que ambas partes cumplan con lo que dice el acuerdo

    Sin embargo, llegar a un acuerdo no es la mejor opción en todas las disputas legales. Es posible que en su caso, no le convenga llegar a un acuerdo si alguno de los siguientes es cierto:

    • Los hechos y las leyes que se aplican al caso respaldan su posición mucho más que la posición de la otra parte

    • Hay antecedentes de maltrato o intimidación entre las partes

    • Una de las partes está acostumbrada a controlar y tomar todas las decisiones

    • Una o ambas partes no pueden representarse a sí mismos en la mediación. Por ejemplo, si uno de ustedes tiene una barrera física o de idioma. En esta situación, es posible que los dos necesiten tener abogados en la mediación

    • La mediación podría poner en riesgo la salud o seguridad de una o ambas partes

    • Todavía no tiene toda la información que necesitará para evaluar las opciones de acuerdo ofrecidas. En este caso, es posible que sea demasiado pronto para intentar llegar a un acuerdo

    Si hay alguna de estas situaciones en su caso, es posible que le convenga contratar un abogado para poder obtener el mejor resultado posible en su caso.

    Cuándo puede llegar a un acuerdo

    Puede tratar de llegar a un acuerdo en cualquier momento del proceso legal antes de tener una orden de la corte final. Puede llegar a un acuerdo en la corte, como por ejemplo en una audiencia previa al juicio u otra reunión programada por el juez, o fuera de la corte antes de una audiencia. También puede llegar a un acuerdo fuera de la corte. Por ejemplo, puede programar una reunión con la otra parte en otro lugar o hablar por teléfono.

    Es posible que se dé cuenta que pueden llegar a un acuerdo en algunos asuntos en disputa, pero no todos. En este caso, habrá llegado a un “acuerdo parcial.” Sigue siendo útil, porque significa que el juez tendrá que decidir menos asuntos en el juicio.

    Llegar a un acuerdo es una decisión voluntaria: no tiene la obligación de aceptar nada durante las negociaciones de acuerdo o mediación, y puede volver al proceso de la corte en cualquier momento.

    El efecto de un acuerdo

    Si llega a un acuerdo, asegúrese de ponerlo por escrito. Ambas partes tienen que escribir la fecha y firmarlo. Si alguna de las partes viola el acuerdo, puede volver a la corte. Si el juez no aprobó su acuerdo, el documento firmado mostrará las intenciones de las partes, pero es posible que no se pueda hacer cumplir. El juez decidirá si deberá cumplir con lo que dice el acuerdo. Si firma un acuerdo por escrito durante la mediación ordenada por la corte, en general se puede hacer cumplir el acuerdo.

    Si quiere estar seguro que una corte hará cumplir su acuerdo, tiene que ser aprobado formalmente. Debe ponerlo por escrito como un fallo por consentimiento o una orden estipulada y presentarlo al juez para que lo firme. Esto dará por terminado su caso, y usted tendrá una orden final. Por lo tanto, antes de llegar a un acuerdo final y completo, asegúrese de haber resuelto todos los asuntos disputados y que esté de acuerdo completamente con los términos del acuerdo. Puede ser muy difícil conseguir que un juez cambie una orden si las dos partes la aceptaron.

    Destrezas de negociación

    Las negociaciones para llegar a un acuerdo o la mediación les pueden dar a las dos partes la oportunidad de hablar sobre sus necesidades e inquietudes. La negociación puede hacer que surjan asuntos difíciles y emocionales. Trate de mantener la calma. Mantenga la conversación cortés y respetuosa para mejorar sus posibilidades de llegar a un acuerdo.

    Además es importante que tome el tiempo para prepararse antes de empezar a negociar. Estar bien preparado le dará más confianza cuando va a mediación o empieza a negociar el acuerdo.

    Cómo prepararse para llegar a un acuerdo

    • Averigüe quién está involucrado en su caso de la corte: aparte de usted y la otra parte, ¿quién más se verá afectado por el resultado de su caso de la corte? Por ejemplo en un asunto familiar, puede ser sus hijos y/o una pareja nueva.

    • Piense en las necesidades e intereses de todas las personas involucradas. Esto no es lo mismo que la posición de una parte. Una posición podría ser: “Quiero la custodia exclusiva”. Una necesidad o interés podría ser: “Quiero mantener una relación cercana con mis hijos.”

    • Piense: ¿Qué se puede hacer para satisfacer esas necesidades y quién lo puede hacer?

    • Tenga en cuenta: ¿Qué pasará si no llega a un acuerdo?

    Durante la negociación

    Las negociaciones no tienen que ser de cara a cara, pero muchas veces la manera más exitosa de negociar es en persona. Puede haber razones por las cuales usted no quiera sentarse con la otra parte en persona. En ese caso podría usar un mediador como intermediario. Usted y la otra parte pueden llegar a un acuerdo por medio de llamadas telefónicas, emails, mensajes de texto o cartas. Sin importar cómo lo haga, no se olvide de poner su acuerdo final por escrito. Las dos partes la tienen que firmarlo.

    Si no pueden llegar a un acuerdo, pueden volver al proceso de la corte.

    Hay varias cosas que puede hacer para aprovechar al máximo una mediación o reunión para llegar a un acuerdo.

    • Asegúrese de estar preparado (vea arriba)

    • Escuche activamente: mire a las personas a los ojos, tome notas, use el lenguaje corporal para mostrarle a la otra parte que tienen toda su atención

    • Haga preguntas abiertas para obtener información sobre las necesidades y los intereses de la otra parte

    • Exprésese abierta y respetuosamente

    • Si le preocupa el proceso se esté descontrolando, tome un descanso antes de volver al rumbo

    • Piense en todas posibles soluciones sin juzgarlas, y anótelas

    • Hable sobre las opciones y evalúe sus pros y sus contras

    A medida que llega a un acuerdo sobre alguno de sus asuntos disputados, anote la resolución y deje de tratar el tema. Esto le dará tiempo para concentrarse en los asuntos restantes.

    Cómo hablarle a un abogado en las negociaciones para llegar a un acuerdo

    Si la otra parte tiene un abogado, es posible que el abogado hable en nombre de esa parte durante las negociaciones de acuerdo. Pueden dejar la mesa de negociaciones juntos para hablar sobre las opciones en privado.

    Si usted no tiene abogado, puede llevar a alguien consigo a la reunión para llegar a un acuerdo. Puede ser un amigo o un pariente. Elija la persona cuidadosamente: no lleve a alguien que aumentará el estrés de la situación. Su persona de apoyo puede sentarse en la mesa con usted, pero debe decirle que no participe en las conversaciones para llegar a un acuerdo. Si quiere pedir asesoramiento o hablar sobre las opciones, vaya a hablar en privado con su persona de apoyo.

    Antes de firmar el acuerdo

    Las negociaciones son conversaciones. Pueden ser difíciles, pero no debería sentir presión para aceptar algo que no le parezca bien. Recuerde que puede volver al proceso de la corte en cualquier momento. Si el juez firma su acuerdo, el mismo será publicado como una orden final. Tenga cuidado de no firmar nada que no sea lo mejor para usted. Antes de firmar, hágase preguntas como:

    • ¿El acuerdo protege los intereses que más me importan a mí?

    • ¿Estoy llegando a un acuerdo solo porque me da miedo ir a juicio?

    • ¿Creo que llegar a un acuerdo en esta disputa es mi única opción? ¿Siento presión para llegar a un acuerdo?

    • ¿Cuáles son las probabilidades de obtener un mejor resultado en un juicio?

    Un buen acuerdo es uno que crea soluciones que satisfacen y avanzan las necesidades de ambas partes de alguna manera. Es posible que su solución no sea perfecta, pero debería ser de beneficio para todas las partes. Es más probable que las partes cumplan con un acuerdo de este tipo a lo largo del tiempo que una orden de un juez.

    Para obtener más información sobre los diferentes procesos para llegar a un acuerdo, lea La mediación y otras maneras de llegar a un acuerdo.