For complete results, select the county where you live or where your case is filed:

Select county
x
x

Cómo resolver sus problemas de deudas antes de ir a la corte

Contents

    Si alguna vez se atrasó en el pago de sus cuentas, es posible que haya recibido una llamada de un cobrador de deuda. Puede ser difícil lidiar con los cobradores o agencias de cobranza de deuda, pero usted tiene derechos y opciones para resolver sus problemas de crédito y deudas.

    Definiciones

    Un acreedor es una persona o empresa a la que usted debe dinero. Cuando un acreedor presenta una demanda en su contra, el acreedor es el demandante en el caso. Si hay un fallo que dice que usted le debe dinero, al acreedor también lo llamarán el acreedor del fallo.

    Es posible que su acreedor contrate un cobrador de deuda para cobrar la deuda. Un cobrador de deuda es alguien que se dedica a cobrar las deudas de otras personas. Las agencias de cobranza y abogados de cobranza son ejemplos de cobradores de deuda.

    No todos los acreedores contratan cobradores de deuda. Algunos intentan cobrar la deuda por cuenta propia, enviándole cartas y llamándolo. Algunos acreedores lo demandarán sin llamar o enviarle cartas.

    Si usted le debe dinero a alguien, usted es el deudor. Si presentan una demanda en su contra, usted es el demandado en el caso. Si hay un fallo que dice que usted le debe dinero, también lo llamarán el deudor del fallo.

    Un fallo es una decisión de la corte. Lo puede hacer un juez, jurado, magistrado o a veces un secretario de la corte. Un fallo que dice que una persona le debe un monto fijo de dinero a otra persona o compañía se llama un fallo monetario.

    Tipos de deuda

    Los dos tipos de deudas de consumidores más comunes son deudas con garantía y sin garantía.

    Deudas con garantía

    Usted tiene una deuda con garantía si firmó un contrato que le da al acreedor un bien para garantizar el pago de la deuda. A menudo la garantía es el bien que se compró con el préstamo. Algunos ejemplos de deudas con garantía son una hipoteca, un préstamo de carro o un préstamo para comprar muebles.

    El contrato que firma cuando obtiene una deuda con garantía se llama un acuerdo de garantía. Si no cumple con los términos de su préstamo al no hacer uno o más pagos, el acuerdo de garantía le permite al acreedor llevarse o tomar posesión del bien que puso como garantía.

    Por ejemplo, si tiene un préstamo de carro con su carro como garantía del préstamo y deja de pagar el préstamo (incumplimiento), su acreedor puede llevarse (recuperar) su carro. El acreedor lo puede hacer sin ir a la corte.

    Deuda sin garantía

    Usted tiene una deuda sin garantía si no puso un bien como garantía de la deuda. Algunos ejemplos de deudas sin garantía son deudas de tarjetas de crédito, facturas médicas, facturas de servicios públicos y préstamos de anticipo de cheques de pago.

    Si tiene una deuda sin garantía, su acreedor tiene que presentar una demanda en la corte y obtener un fallo a su favor antes de poder tomar sus ingresos, dinero o bienes.

    ¿Qué puede hacer el acreedor de una deuda con garantía para cobrar una deuda?

    Es más fácil cobrar las deudas con garantía. El acreedor puede llevarse los bienes que puso como garantía del préstamo y venderlos. Esto se llama recuperación.

    El acreedor de una deuda con garantía no tiene que obtener permiso de la corte para recuperar un bien que se puso como garantía de una deuda, como por ejemplo un carro. El acreedor puede llevarse el bien que se puso en garantía siempre que no altere el orden público. El acreedor de una deuda con garantía no puede entrar forzosamente en su casa o garaje para llevarse el bien. Usted no le tiene la obligación de permitir que el acreedor entre a su propiedad.

    El acreedor de una deuda con garantía puede vender los bienes que recupera para reducir la deuda que debe. Sin embargo, primero le tiene que dar aviso de la venta. Si el bien se vende por menos de lo que debe, usted le deberá pagar la diferencia al acreedor. La diferencia entre el monto de la deuda que debe y el monto que el acreedor obtuvo de la venta se llama una deficiencia. La deficiencia se convierte en una deuda sin garantía. Entonces el acreedor puede tratar de cobrarle la deficiencia de la misma manera que cualquier otra deuda sin garantía.

    ¿Qué puede hacer el acreedor de una deuda sin garantía para cobrar una deuda?

    Es más difícil cobrar una deuda sin garantía. El acreedor tiene que presentar una demanda en su contra en la corte y obtener un fallo a su favor antes de poder intentar recuperar su dinero. Lea el artículo Defensas en un caso de cobranza de deudas para conocer cómo puede defenderse en un caso de cobranza de deudas.

    Comuníquese con sus acreedores

    Puede comunicarse con sus acreedores en cuanto tenga problemas para hacer los pagos. Muchos acreedores trabajarán con usted si creen que está tratando de pagar su deuda. No tenga miedo de negociar. Puede pedirles a los acreedores que:

    • Le den otro programa de pago;

    • Dejen de cobrarle intereses;

    • No aumenten su tasa de interés;

    • No le cobren cuotas por pagar tarde; o

    • Acepten un acuerdo por un monto menor que el saldo que debe.

    Guarde registros de todas sus conversaciones con los acreedores, tanto cuando ellos llaman como cuando usted los llama. Cuando hable con los acreedores, recuerde que pueden usar cualquier información que usted les dé para cobrar la deuda. Por ejemplo, si el acreedor sabe quién es su empleador, será mucho más fácil embargar su cheque de pago.

    Qué hacer si recibe llamadas de acreedores

    Si no hizo uno o más pagos de una deuda o factura, es probable que un acreedor lo llame o le envíe una carta para pedir el dinero que debe. En general las primeras llamadas y cartas son recordatorios amables de que se olvidó de hacer un pago. Si sigue sin hacer los pagos, probablemente empezará a recibir llamadas y cartas reclamando el pago.

    El mejor momento para trabajar con sus acreedores es antes de que empiecen a reclamar el pago. Examine su presupuesto cuidadosamente y vea si puede hacer algún tipo de pago a cada acreedor. Siempre debe pagar las necesidades básicas primero, como la comida, el alquiler o la hipoteca, y los medicamentos.

    Si quiere obtener ayuda para hacer un presupuesto para pagar sus deudas, comuníquese con un asesor de deudas. Busque un asesor de crédito sin fines de lucro que no cobre por sus servicios. Es posible que pueda encontrar programas de asesoramiento de crédito sin fines de lucro a través de su universidad, base militar, unión de crédito, autoridad de vivienda o Servicio de Alcance de MSU. El sitio web usa.gov  puede darle información sobre cómo elegir una agencia de asesoramiento de crédito.

    Sus derechos

    Los acreedores y cobradores de deudas tienen derecho a tratar de cobrar el dinero que usted les debe. Pero usted también tiene derechos. La ley lo protege del acoso por parte de acreedores, sus abogados y cobradores de deudas.

    Los acreedores y cobradores de deudas no pueden acosarlo. Solo tienen permitido comunicarse con usted durante ciertos horarios.

    Si quiere que un cobrador de deuda deje de comunicarse con usted, puede enviarle una carta diciéndoselo. Usted puede adaptar esta muestra de una Carta de no llamar para cada cobrador de deuda. Esta carta no es para los acreedores.

    Si todos sus ingresos y bienes están exentos de la cobranza, es posible que sea incobrable. Lea el artículo ¿Usted es incobrable? para obtener más información.

    La Ley de Prácticas Imparciales de Cobranza de Deudas (Fair Debt Collection Practices Act, o FDCPA) es una ley federal con reglas sobre cómo los cobradores de deudas pueden y no pueden cobrar las deudas personales, familiares y de una vivienda. En Michigan, los acreedores tienen que seguir reglas similares.

    Los acreedores y cobradores de deuda NO PUEDEN:

    • Enviarlo a la cárcel:

    • Amenazarlo, decirle palabrotas o mentirle;

    • Llamarlo en el trabajo si les dice que no puede tomar llamadas personales;

    • Enviarle cartas o llamarlo si tiene un abogado que está a cargo de su caso;

    • Llamarlo temprano por la mañana o tarde por la noche;

    • Darle información falsa o engañosa, como por ejemplo decirle que se inició una demanda cuando no es verdad; o

    • Hablar con sus amigos o familiares (excepto su cónyuge) sobre su deuda, excepto un solo contacto para averiguar su dirección, número de teléfono y lugar de trabajo.

    Cómo disputar la deuda

    Después de comunicarse con usted por primera vez, el cobrador de deuda tiene cinco días para enviarle un aviso de deuda por escrito. El aviso tiene que decir:

    • Cuánto debe

    • El nombre del acreedor

    • Qué hacer si no está de acuerdo que debe la deuda

    Si cree que no debe la deuda, puede enviar una carta para disputar la deuda. Puede usar nuestra muestra de una Carta de disputa de deuda como guía. Si no envía la carta a los 30 días de recibir el aviso del cobrador de deudas, perderá su derecho a disputar la deuda.

    Pídales a los cobradores de deudas que dejen de llamarlo

    Los cobradores de deuda no lo pueden llamar para nada si escribe una carta diciéndoles que se dejen de comunicar con usted. Tiene que enviarle una carta de “no llamar” a cada cobrador de deuda. Puede usar nuestra muestra de una Carta de no llamar como guía. Esta carta no es para los acreedores.

    Después de escribir la carta, el cobrador de deuda solo lo puede llamar una vez para informarle que no se comunicará más con usted o que el acreedor tomará ciertas medidas.

    Guarde una copia de su carta. Le puede convenir enviarla por correo registrado para tener un comprobante de que la envió.

    Su deuda no desaparecerá si el cobrador de deuda lo deja de llamar. Igual debe el dinero y puede ser demandado. De hecho, enviar una carta de “no llamar” a un cobrador de deuda puede hacer que lo demanden antes de lo que lo hubieran hecho normalmente.

    Puede presentar una queja sobre un cobrador de deuda

    Puede informar cualquier problema que tenga con un cobrador de deuda a la Procuraduría General de Michigan (Attorney General’s Office) y la Comisión Federal de Comercio (Federal Trade Commission) Puede presentar una queja en el sitio web del Procurador General de Michigan. También puede llamar a la Procuraduría General de Michigan al 877-765-8388 para presentar una queja.

    Puede presentar quejas sobre cobradores de deudas en la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (Consumer Financial Protection Bureau). Enviarán su queja a la compañía e intentarán obtener una respuesta.

    También puede informar problemas a la Comisión Federal de Comercio. Visite www.ftc.gov o llame sin cargo al 1-877-382-4357; TTY: 1-866-653-4261.

    Si cree que un cobrador de deuda violó las reglas de la FDCPA, es posible que lo pueda demandar y obtener un fallo por daños y perjuicios. Le puede convenir hablar con un abogado sobre este tema. Para encontrar información sobre los abogados en su zona, consulte la sección “Encuentre un abogado” de esta página.