For complete results, select the county where you live or where your case is filed:

Select county
x
x

Cómo formar una organización de inquilinos en una vivienda multifamiliar subsidiada por HUD

Contents

    La idea de hablar con el propietario de su vivienda por sí solo puede ser abrumadora. Tal vez sería más fácil hacerlo junto con sus vecinos. Es posible que sus vecinos estén teniendo los mismos problemas que usted con el propietario, el estado de su vivienda o el estado de las áreas comunes. Les puede convenir organizarse para hablar sobre estos problemas. Si vive en una vivienda multifamiliar subsidiada, tiene derecho a organizarse con otros inquilinos. Las viviendas multifamiliares subsidiadas incluyen las viviendas públicas y las viviendas multifamiliares de propiedad privada. En las viviendas públicas, las organizaciones de inquilinos se llaman consejos de residentes.

    Le puede convenir formar una organización de inquilinos si el propietario:

    • No mantiene las unidades o áreas comunes en condiciones seguras y sanitarias

    • No hace las reparaciones que solicitó

    • Lo discrimina o discrimina a otros inquilinos

    • Trata a algunos inquilinos mejor que a otros

    • Entra en las unidades de los inquilinos sin dar aviso

    • Le prohíbe a usted o a otros inquilinos reunirse para hablar sobre los problemas en la vivienda

    Una organización de inquilinos puede reunirse para hablar sobre:

    • Las condiciones de vida

    • Los términos de su contrato de alquiler

    • Actividades relacionadas con la comunidad de su vivienda

    La organización de inquilinos tiene que:

    • Reunirse periódicamente

    • Operar de forma democrática

    • Representar a todos los inquilinos en su complejo

    • Permitir que cualquier inquilino en el complejo se una

    • No incluir el propietario, administrador o sus representantes

    Su derecho a formar una organización no está protegido si no hace todas estas cosas.

    Cómo formar su organización de inquilinos

    No necesita permiso del propietario para formar una organización de inquilinos. Cuando forma una organización de inquilinos tiene derecho a:

    • Repartir folletos en el vestíbulo u otras áreas comunes de la vivienda

    • Dejar folletos debajo de las puertas de los inquilinos

    • Hablar con inquilinos sobre la formación de una organización

    • Publicar información en carteleras de anuncios

    • Ayudar a los inquilinos a ir a las reuniones u otros eventos

    También tiene derecho a trabajar con un organizador de inquilinos, que es una persona que ayuda a organizar a los inquilinos en su complejo. El organizador de inquilinos no tiene que ser uno de los inquilinos. Si el organizador de inquilinos no es uno de los inquilinos de su complejo, tiene que haber un inquilino con el organizador en todo momento cuando esté en el complejo.

    Si hay una sala o espacio comunitario para las reuniones, el propietario tiene que permitir que lo usen para organizarse. Si vive en una vivienda multifamiliar de propiedad privada, es posible que le cobren una cuota, sobre todo si normalmente se cobra una cuota por usar el espacio. La cuota tiene que ser razonable y estar aprobada por HUD. Si vive en una vivienda pública, la Autoridad de Vivienda Pública (Public Housing Authority, o PHA) no puede cobrarle para usar un lugar para reunirse. También tiene que proporcionar una oficina para la organización, sin costo.

    No todos los inquilinos querrán unirse a la organización de inquilinos. Si un inquilino rechaza su invitación, no puede seguir insistiendo una y otra vez. Para obtener más información sobre los derechos y las responsabilidades de los inquilinos, lea el artículo Viviendas multifamiliares subsidiadas: derechos y responsabilidades de los inquilinos (próximamente).

    Sigue teniendo estos derechos aún después de que se haya formado su organización de inquilinos. Por ejemplo, puede usar folletos o afiches para informar a los inquilinos sobre reuniones u otros eventos en el futuro.

    Después de formar su organización de inquilinos

    Una vez que se haya formado una organización de inquilinos, el propietario tendrá algunas responsabilidades. El propietario tendrá que:

    • No tratar de desalojar o castigar de otra manera a los inquilinos por organizarse o ejercer sus derechos

    • Reconocer una organización de inquilinos legítima

    • Permitir que se hagan las reuniones de la organización de inquilinos en un espacio que forma parte del complejo

    • Proporcionar acceso a un lugar para reunirse con acceso para personas con discapacidades

    • Responder a solicitudes válidas de su organización de inquilinos

    • Permitir que organizadores de inquilinos se reúnan con usted en la vivienda alquilada

    • No asistir a las reuniones de la organización de inquilinos sin su permiso

    • No formar una organización de inquilinos para competir con la de usted

    Si hay una sala o espacio comunitario para las reuniones, el propietario tiene que permitir que la organización de inquilinos la use. Si vive en una vivienda multifamiliar de propiedad privada, es posible que le cobren una cuota, sobre todo si normalmente se cobra una cuota por usar el espacio. La cuota tiene que ser razonable y estar aprobada por HUD. Si vive en una vivienda pública, la Autoridad de Vivienda Pública (Public Housing Authority, o PHA) no puede cobrarle para usar un lugar para reunirse. También tiene que proporcionar una oficina para la organización, sin costo.

    Si el propietario quiere hacer un gran cambio a la vivienda alquilada, tiene que recibir aviso del cambio. También tiene que tener la oportunidad de hacer comentarios como una organización de inquilinos. Estos cambios pueden ser:

    • Aumentar el alquiler

    • Cambiar las unidades alquiladas en unidades que no están en alquiler, viviendas cooperativas o condominios

    • Cambiar los servicios públicos para que los tengan que pagar los inquilinos en lugar del propietario

    • Hacer cambios o ampliaciones grandes a la vivienda alquilada

    • Dar por terminada la vivienda subsidiada en la vivienda alquilada

    Cómo presentar una protesta con el propietario

    Si cree que el propietario violó su derecho a formar una organización de inquilinos, puede presentar una queja por escrito con la sucursal local del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD). Envíe una copia de la queja al propietario.

    Incluya pruebas con la queja que muestran que el propietario violó sus derechos. Por ejemplo, puede adjuntar declaraciones firmadas de inquilinos que vieron las violaciones. O, puede enviar documentos que muestran que el propietario se negó a proporcionar un lugar accesible para personas con discapacidades para las reuniones de la organización.

    Un funcionario de HUD hablará con su propietario sobre la queja. Si el funcionario de HUD cree que el propietario violó su derecho a formar una organización de inquilinos, el propietario será castigado y tendrá 30 días para corregir los errores.