For complete results, select the county where you live or where your case is filed:

Select county
x
x

Patrimonios pequeños:¿Cómo funciona la asignación de bienes?

Contents

    Cuando fallece una persona, dicha persona se llama el difunto. El difunto deja bienes. Esos bienes se tienen que transferir a aquellas personas que los heredarán. Si la persona tiene un patrimonio pequeño, se puede usar un proceso más corto que se llama asignación de bienes, en lugar de usar el proceso de administración testamentaria.

    Lea este artículo para obtener más información sobre cómo usar el proceso de asignación de bienes. Puede usar la herramienta Hágalo usted mismo: liquidación de un patrimonio pequeño para crear los formularios que necesitará para este proceso. Lea el artículo Reseña de procesos para patrimonios pequeños para obtener más información sobre las otras maneras para distribuir un patrimonio pequeño.

    ¿Qué hay en un patrimonio?

    Los bienes que deja un difunto que se pueden distribuir por medio del proceso de asignación son, entre otros:

    • Bienes reales (casas y otros edificios, terrenos y las cosas adjuntas a los mismos)

    • Bienes personales (muebles, carros y otras cosas que no estén adjuntos a un terreno)

    • Cuentas bancarias y dinero en efectivo

    • Acciones y bonos

    • Deudas debidas a la persona difunta

    Algunos de los bienes no son parte del patrimonio, lo que significa que no se pueden distribuir por medio del proceso de asignación. El patrimonio en general no incluye:

    • Bienes de propiedad conjunta,

    • Pólizas de seguro,

    • Cuentas de jubilación, o

    • Fideicomisos que no hayan sido establecidos por un testamento.

    Bienes de propiedad conjunta (bienes en común)

    Los bienes de propiedad conjunta (también llamados bienes en común) son bienes que pertenecen a más de una persona. En general no se incluyen en un patrimonio. Ejemplos de bienes de propiedad personal conjunta son si tanto usted como el difunto están nombrados en el título de un carro o si tienen cuentas bancarias en conjunto. Al fallecer el difunto, usted automáticamente obtiene la propiedad absoluta de ese bien, y por lo tanto no forma parte del patrimonio. Le puede convenir llevar una copia del certificado de defunción del difunto al banco o al Secretario de Estado para eliminar el nombre del difunto de la cuenta o título del carro.

    Sin embargo, a veces la propiedad conjunta es más compleja. Si es propietario de bienes reales con el difunto, o si es propietario de cualquier tipo de propiedad con el difunto y otra persona, puede ser difícil entender a quién le pertenece la propiedad cuando fallece uno de los propietarios. Lea el artículo Bienes de propiedad conjunta para obtener más información sobre este tema, o use Encuentre un abogado para buscar ayuda legal en su zona.

    Patrimonios pequeños

    Para poder usar el proceso de asignación, el difunto tiene que tener un patrimonio pequeño. Si un patrimonio es pequeño o no depende del valor de los bienes del patrimonio. El valor monetario puede cambiar todos los años. El patrimonio de una persona que falleció en 2014, 2015 o 2016 tiene que tener bienes que valgan $22,000.00 o menos para ser un patrimonio pequeño. El patrimonio de una persona que falleció en 2012 o 2013 tiene que tener bienes que valgan $21,000.00 o menos. El patrimonio de una persona que falleció entre 2009 y 2011 tiene que tener bienes que valgan $20,000.00 o menos.

    Asignación de bienes

    La Asignación de bienes es el proceso para patrimonios pequeños que tiene que usar si el difunto tenía bienes reales. Sin embargo, por más que no haya bienes reales, puede elegir usar una asignación de bienes si el patrimonio es pequeño. Este el único proceso de patrimonio pequeño en el cual un juez testamentario revisa y aprueba la división de bienes.

    Para usar este proceso tiene que saber cuáles son todos los bienes y quiénes son todos los herederos que tenía el difunto, y tener información sobre el costo del funeral o entierro. También tiene que ser un heredero o la persona que pagó por el funeral.

    Bienes

    Tiene que enumerar todos los bienes reales y bienes personales con el valor de cada uno. Para obtener una estimación del valor del mercado de un bien real puede duplicar su Valor Ecualizado Estatal (State Equalized Value, o SEV). El SEV figura en la factura de impuestos o tasación del bien real. Además puede encontrarlo en la mayoría de los sitios web de condados y municipalidades.

    Para difuntos que fallecieron después del 28 de marzo de 2013, el valor del bien real es el valor neto. Si hay una hipoteca u otro derecho de retención en el bien real, el valor del bien real será el valor de mercado menos la hipoteca u otro monto de derecho de retención. Para los difuntos que murieron antes del 28 de marzo de 2013, la hipoteca o derecho de retención no se resta del valor del mercado de la vivienda.

    A diferencia de los bienes reales, el valor de los bienes personales es su valor de mercado. Cualquier derecho de retención o hipoteca en los bienes personales no se restará a la hora de determinar el valor del bien personal.

    Para estimar el valor de bienes personales, piense en cuánto pediría por el objeto si hiciera una venta de garaje o lo vendiera en línea.

    ¿Quién hereda los bienes?

    Después de pagar los gastos de funeral y entierro, la corte ordenará que todos los bienes restantes se dividan entre los herederos. La fórmula de herencia determina cuáles herederos heredan bienes, y qué parte de los bienes recibirá cada persona. Si hay un cónyuge sobreviviente, esa persona hereda todos los bienes.

    Si no hay un cónyuge sobreviviente, todos los bienes se darán o pagarán a descendientes directos del difunto, empezando con los hijos del difunto. Si todos los hijos del difunto están vivos, repartirán los bienes en partes iguales. Si uno de los hijos falleció antes que el difunto, los hijos de ese hijo repartirán su parte de los bienes, en partes iguales. Si el difunto tenía un nieto que debería haber heredado pero falleció antes que el difunto, sus hijos repartirán su parte de los bienes en partes iguales. Si los hijos o nietos herederos fallecen antes que el difunto y no tienen hijos propios, la línea de herencia termina allí. Su parte se dividirá entre los demás herederos.

    Si no hay descendientes vivos del difunto, los bienes se repartirán entre los padres del difunto en partes iguales. Si solo uno de los padres vive, ese padre heredará todos los bienes. Si ambos padres fallecieron antes que el difunto, los bienes se transferirán a sus descendientes, empezando con los hermanos del difunto. Corresponden las mismas reglas de representación indicadas arriba.

    Si uno de los hermanos falleció antes que el difunto, los hijos de esa persona repartirán su parte de los bienes, en partes iguales. Lo mismo es cierto si una sobrina o sobrino heredero fallece antes que el difunto. Si los hermanos o sobrinos herederos fallecen antes que el difunto y no tienen hijos propios vivos, la línea de herencia termina allí. Su parte se dividirá entre los demás herederos.

    Si no hay ningún descendiente de los padres con vida, los bienes se dividirán entre los abuelos del difunto. La mitad de los bienes irán a los abuelos paternos del difunto, y la otra mitad irá a los abuelos maternos. Si solo un abuelo materno o paterno está con vida, él o ella se quedará con toda la mitad de los bienes. Si ambos abuelos de un lado de la familia fallecieron antes que el difunto, su mitad de los bienes va a sus descendientes, empezando por los tíos del difunto. Corresponden las mismas reglas de representación indicadas arriba.

    Si uno de los tíos herederos falleció antes que el difunto, los hijos de esa persona repartirán su parte de los bienes, en partes iguales. Lo mismo es cierto si un primo heredero fallece antes que el difunto. Si los tíos o primos herederos fallecen antes que el difunto y no tienen hijos propios con vida, la línea de herencia termina allí. Su parte se dividirá entre los demás herederos.

    También hay otras reglas, incluyendo reglas especiales si un heredero fallece después que el difunto. Puede usar la herramienta Hágalo usted mismo: liquidación de un patrimonio pequeño para ayudarle a averiguar quién heredará y qué parte recibirá cada heredero. Si tiene preguntas sobre este tema, es posible que le convenga hablar con un abogado. Puede usar Encuentre un abogado para buscar servicios legales en su zona.

    La supervivencia y la regla de 120 horas

    La supervivencia afecta los derechos de herencia de los herederos y legatarios. En Michigan, una persona tiene que vivir más de 120 horas después de que fallezca el difunto para que tomen efecto los derechos de supervivencia de esa persona. En general, si la persona que fallece durante las primeras 120 horas después de la muerte de un difunto, se considera que falleció antes que el difunto, y pierde su interés en los bienes del difunto. La regla de 120 horas no se sigue si:

    • Un testamento, escritura, título o fideicomiso tiene disposiciones en caso de muerte simultánea o muertes en un siniestro en común,

    • Un testamento, escritura, título o fideicomiso dice que una persona no tiene la obligación de sobrevivir por un determinado período de tiempo o especifica un período de supervivencia distinto,

    • La regla afectaría los intereses protegidos por la ley de Michigan, o

    • La regla causaría una falla o duplicación en la distribución de bienes.

    Aviso a los acreedores del difunto

    Este proceso no incluye ningún aviso a los acreedores. Si un acreedor trata de cobrar una deuda dentro de los 63 días después de que la corte emita la orden, la persona que recibió los bienes tendrá que pagar la deuda, hasta el valor de los bienes que recibió la persona. Esto no se aplica si el cónyuge o los hijos menores de edad del difunto recibieron los bienes. Por ejemplo, si el hermano del difunto recibió $1,000.00, un acreedor a quien el difunto debía $500.00 podría obtener los $500.00 del hermano. Si el difunto le hubiera debido $1,500.00, el hermano no habría tenido que pagar más de $1,000.00 al acreedor. Si el cónyuge o hijo menor de edad del difunto hubieran recibido los bienes, no habrían tenido que pagarle nada al acreedor.

    El proceso

    Para empezar este proceso, presente una Petición y orden de asignación con la corte testamentaria en el condado donde vivía el difunto. Si el difunto vivía fuera del estado de Michigan, presente la Petición y orden de asignación en el condado donde el difunto tenía bienes reales. Puede usar la herramienta Hágalo usted mismo: liquidación de un patrimonio pequeño para crear esta petición.

    Después de llenar el formulario, imprima dos copias. Firme ambas copias y ponga la fecha. La herramienta Hágalo usted mismo: liquidación de un patrimonio pequeño preparará un Testimonio para identificar herederos, pero no todas las cortes lo requieren. No todas las cortes requieren una copia certificada del certificado de defunción. Le puede convenir consultar el sitio web de la corte testamentaria o llamar y preguntar antes de ir a la corte para presentar los documentos. Si seleccionó un condado, puede encontrar información de contacto para la corte al lado derecho de esta página.

    Tendrá que presentar los siguientes documentos con la corte testamentaria:

    • Ambas copias de la petición

    • El Testimonio para identificar herederos (si su corte lo requiere)

    • Una copia del certificado de defunción

    • Pruebas de que se pagaron los gastos de funeral y entierro, o una factura mostrando el monto debido

    Tendrá que pagar una cuota de presentación de $25. Además hay una cuota de inventario. Esta cuota depende del valor de los bienes en el patrimonio. Si los bienes en el patrimonio no tienen ningún valor, la cuota de inventario es $5. Por ejemplo, si el difunto tenía una casa que valía menos que el valor de la hipoteca, es posible que el valor del patrimonio sea cero. La corte testamentaria del condado de Kalamazoo tiene una calculadora de la cuota de inventario que puede usar para ver cuánto tendrá que pagar.

    La petición será revisada por un juez de la corte testamentaria. Si todo está en orden cuando presenta la Petición y orden, el juez la firmará. Es posible que pueda obtener una copia certificada de la Orden de asignación de bienes el mismo día que la presente. Necesita la Orden de asignación de bienes para distribuir los bienes del patrimonio.

    Tendrá que pagar una cuota para obtener una copia certificada de la Orden de asignación de bienes. La cuota para obtener una copia certificada varía, pero en general es entre $15 y $20. Necesita una copia certificada de la orden para transferir los bienes en el patrimonio. Le puede convenir obtener más de una copia certificada cuando presente la petición. Algunas cortes cobran menos por copias certificadas adicionales si las obtiene al mismo tiempo.

    La corte ordenará que se paguen los gastos de funeral y entierro, o reembolsará a la persona que los pagó. Esto significa que todos los gastos pagos e impagos de funeral se restarán del valor del patrimonio a la hora de determinar si es o no un patrimonio pequeño. Si no hay dinero en efectivo disponible, es posible que haya que vender algo para pagar esos gastos.

    La distribución de bienes

    Una vez que el juez haya firmado la Orden de asignación de bienes, usted podrá distribuir los bienes en el patrimonio a los herederos. La herramienta Hágalo usted mismo: liquidación de un patrimonio pequeño le dirá las partes que tiene derecho a recibir cada persona, pero algunas cosas (como los carros) no se pueden dividir fácilmente. Decida cómo dividir los bienes existentes para que todos reciban la parte que merecen.

    Transferencia de dinero de cuentas de bancas o uniones de crédito

    Si el difunto tenía cuentas en un banco o unión de crédito que no eran propiedad conjunta con otra persona, lleve la copia certificada de la orden al banco para cerrar la cuenta. El banco debería entregar el dinero al heredero o herederos con un cheque u orden de dinero.

    Transferencia de un vehículo

    Si el difunto tenía un vehículo, el cónyuge sobreviviente o heredero tiene que llenar una Certificación del heredero de un vehículo. Si usa la herramienta Hágalo usted mismo: liquidación de un patrimonio pequeño, recibirá un formulario de certificación llenado para cada vehículo que transfiera.

    Llévelo a la oficina del Secretario de Estado junto con una copia del certificado de defunción. Si tiene una copia del título del vehículo, llévelo.

    Transferencia de bienes reales

    Si el difunto tenía bienes reales, tendrá que registrar una copia certificada de la orden para transferir la propiedad. Lleve la orden al registro de escrituras del condado donde está el bien real. Consulte el sitio web del condado o llame a la oficina del registro de escrituras para averiguar cuánto tendrá que pagar.

    No debería tener que pagar un impuesto a la transferencia. El impuesto a la transferencia depende de cuánto se pague por el bien. No se pagó nada por este bien real cuando se transfirió porque falleció el difunto.

    Cuando se transfiere el bien real, es posible que su valor se “destape”. Mientras el bien real tenga el mismo propietario, hay un límite a cuánto pueden aumentar los impuestos a la propiedad. Cuando se transfiere el bien real a otra persona, los impuestos a la propiedad se ajustarán a valor de mercado actual. Puede obtener más información sobre los impuestos a la propiedad en el sitio web del Departamento del Tesoro del Estado de Michigan.

    Si el bien real era la residencia principal del difunto, probablemente haya tenido una exención por vivienda familiar (Homestead Tax Exemption). De conformidad con la ley de Michigan, si es propietario de su casa no tiene que pagar algunos impuestos a la propiedad.

    Si la persona que hereda el bien real vivirá allí, tendrá que llenar una Declaración jurada de exención de residencia principal. Si la persona que recibe el bien real no va a vivir allí pero piensa seguir teniéndola, él o ella tiene que llenar una Solicitud para rescindir una exención de vivienda principal.

    Tiene que presentar uno de estos formularios en la ciudad o municipio donde se encuentra el bien dentro de los 90 días de la muerte del difunto. Si no presenta este formulario, le cobrarán impuestos y cuotas adicionales.

    Es posible que no tenga que presentar la Solicitud para rescindir una exención de residencia principal por hasta tres años si el bien real está a la venta durante ese período. Si usted está vendiendo bienes raíces en esta situación, le puede convenir hablar con un abogado de bienes raíces. Puede usar Encuentre un abogado para buscar ayuda legal en su zona.