For complete results, select the county where you live or where your case is filed:

Select county
x
x

Servicios de Protección Infantil y su Familia

Contents

    Cuando los Servicios de Protección Infantil (Child Protective Services, o CPS) se involucra con su familia, es importante comprender sus derechos y responsabilidades. Lea este artículo para obtener más información sobre el papel de CPS y el proceso de quitar a un menor de su hogar.

    ¿Qué son los Servicios de Protección Infantil?

    Servicios de Protección Infantil es una agencia del gobierno cuyo trabajo es proteger a menores de edad del maltrato y descuido. El maltrato es hacer daño o amenazar con hacer daño a la salud o bienestar de un menor de edad. Es hacer daño emocional o físico de manera intencional. El descuido infantil significa uno o ambos de los siguientes:

    • No proporcionar suficiente comida, ropa, albergue o atención médica a un menor bajo su cuidado

    • Poner a un menor en peligro inaceptable de hacerse daño cuando conocía o debería haber conocido el riesgo, podría haber protegido al menor del peligro y no lo hizo

    CPS investiga el maltrato y descuido de los niños por parte de los adultos responsables por su cuidado, como por ejemplo padres o tutores. Si la persona sospechada de maltratar al menor no es el cuidador, sino que es alguien como un maestro o funcionario religioso, la policía investigará.

    CPS trabaja con las familias, la policía, las cortes y otras agencias para prevenir, identificar y tratar el maltrato y descuido infantil. Mientras sea posible, CPS tiene que tratar de que las familias permanezcan juntas, siempre que esté en el mejor interés del menor.

    ¿Quién puede informar el maltrato o descuido infantil?

    Cualquier persona, incluyendo un menor de edad, que tenga una sospecha razonable de que un menor está sufriendo maltrato o descuido puede informar a CPS o a la policía. Una sospecha razonable es una sospecha que tendría otra persona neutral si tuviera la misma experiencia o escuchara los mismos hechos.

    Algunas personas, debido al trabajo que tienen, tienen que informar cualquier sospecha razonable de maltrato o descuido infantil. Estas personas se llaman “informantes por mandato” e incluyen maestros, trabajadores sociales y médicos. En general, el nombre de la persona que informa el maltrato permanecerá confidencial.

    Qué pasa después de un informe

    Dentro de las 24 horas de recibir un informe de maltrato o descuido, CPS tiene que abrir una investigación o rechazar el informe si creen que no es razonable. CPS remitirá los casos muy graves, como los que incluyan maltrato sexual o la muerte de un menor, a la policía.

    El propósito de la investigación de CPS es determinar si su hijo fue maltratado o descuidado. Un investigador de CPS se comunicará con la persona sobre la cual se hizo el informe y le informará sobre la misma. Como parte de la investigación, el investigador de CPS puede hablar con su hijo, con usted y el otro padre, y con otros miembros de la unidad familiar de su hijo. CPS también puede hablar con cualquier otra persona que crea que pueda tener información útil. Una investigación de CPS puede incluir una visita a su hogar y la revisión de documentos como informes policiales, informes médicos o informes escolares. CPS tiene que completar su investigación en 30 días.

    Qué pasa durante una investigación

    Durante una investigación, CPS puede quitar a su hijo del hogar si está en peligro inmediato. Cuando CPS quita a menores del hogar, a menudo los coloca temporalmente con el otro padre o en un hogar de crianza. El hogar de crianza podría ser con un pariente.

    CPS no tiene el poder para quitar a su hijo del hogar sin una orden de la corte. Solo la policía puede quitar a un menor de su hogar sin una orden de la corte. Si quitan a un menor por emergencia durante la investigación, tiene que haber una audiencia en la corte dentro de las 24 horas.

    Hasta que haya una orden de la corte, CPS no tiene ningún poder para reorganizar su familia. CPS puede darle instrucciones de no permitir que su hijo tenga contacto con la persona acusada del maltrato o descuido. Si esa persona vive en su hogar, CPS no tiene el poder para hacer que esa persona se vaya a vivir a otro lugar. Sin embargo, si no sigue las instrucciones de CPS, corre riesgo de que consideren que no cooperó con la investigación.

    A veces, cooperar con CPS puede ponerlo en la posición difícil de elegir entre violar una orden de la corte de horario de crianza e ir contra una recomendación de CPS. Independientemente de lo que pida CPS que haga, su orden de horario de crianza sigue vigente a menos que se emite una orden nueva. Si es necesario, puede solicitar una nueva orden de horario de crianza con la corte que sea consistente con la recomendación de CPS. Si se emite una nueva orden de la corte sobre el horario de crianza o contacto por el caso de CPS, prevalecerá la nueva orden.

    Antes de que se inicie un caso de maltrato y descuido en la corte, usted puede elegir si seguirá o no la mayoría de las directivas de CPS. Sin embargo, en general le conviene cooperar con CPS. Esto significa contestar las preguntas que tenga, proporcionar cualquier documento que pidan, permitir que inspeccionen su hogar y programar y asistir a los servicios recomendados. Estos servicios pueden incluir clases de crianza de los hijos o clases sobre la economía del hogar, grupos de apoyo para la drogadicción y otros servicios.

    Categorías de maltrato y descuido

    Cuando se termine la investigación, si CPS determina que hubo maltrato o descuido, asignará una categoría al informe según su gravedad:

    • Categoría IV: se recomiendan servicios comunitarios

      • Esto significa que CPS encontró algunas pruebas de que posiblemente hubo maltrato o descuido, y que el menor podría correr riesgo en el futuro. Se le pedirá a la familia que coopere con los servicios comunitarios para asegurarse de que el menor no corra peligro.

    • Categoría III: servicios comunitarios necesarios

    • Esto significa que CPS encontró pruebas significativas de que hubo maltrato o descuido, y que el menor podría correr riesgo de sufrir daños en el futuro. Se le pedirá a la familia que coopere con los servicios comunitarios para asegurarse de que el menor no corra peligro. Si la familia se niega a cooperar o cooperan sin mejorar la situación, CPS puede cambiar la clasificación a Categoría II.

    • Esto significa que CPS encontró pruebas significativas de que hubo maltrato o descuido infantil, y que el menor podría correr riesgo de sufrir daños en el futuro. CPS iniciará un caso de servicios de protección y proporcionará servicios al menor y la familia. El nombre de la persona que maltrató o descuidó al menor se agregará al Registro Central de Maltrato y Descuido Infantil (Child Abuse and Neglect Central Registry) estatal.  Si la familia se niega a cooperar con los servicios, CPS cambiará la clasificación a Categoría I.

    • Esto significa que CPS encontró pruebas de maltrato o descuido infantil. CPS ha decidido que el menor corre peligro y/o que el maltrato fue muy grave. El nombre de la persona que maltrató o descuidó al menor se agregará al Registro Central de Maltrato y Descuido Infantil estatal. CPS trabajará con el fiscal del condado o la fiscalía general estatal para presentar una petición en la corte para quitar al menor de su hogar.

    • Categoría II: se requieren servicios de protección infantil

    • Categoría I: se requiere una petición de la corte

    Cuando se recomienden o se requieran servicios de CPS, pueden ser los siguientes:

    • Clases de destrezas de crianza de los hijos

    • Asesoramiento para ayudar a manejar el enojo, estrés u otros problemas

    • Ayuda para hijos con retrasos del desarrollo (Early On Program)

    • Ayuda para tratar un problema con drogas o alcohol

    • Ayuda con la violencia familiar

    • Capacitación laboral y servicios de búsqueda

    • Ayuda para problemas de salud mental

    Si un informe se clasifica como Categoría I o II, el nombre del demandado se colocará en el Registro Central de Maltrato y Descuido Infantil estatal. Será eliminado de la lista si el estado desestima su petición, o si el juez o jurado determina que las denuncias no son ciertas. Para obtener más información sobre esta lista, lea Registro Central de Maltrato y Descuido Infantil.

    Qué pasa cuando se involucra la corte

    Si CPS decide que la situación requiere medidas más serias para proteger la seguridad de su hijo, pueden trabajar con el fiscal del condado o la fiscalía general estatal para presentar una petición en la corte. CPS tiene que presentar una petición si clasifica el caso en la Categoría I

    Una petición es una solicitud que le pide a la corte tomar una medida para proteger a un menor. La petición inicia un procedimiento de protección infantil, que no es lo mismo que un caso penal. Es un procedimiento continuo, lo que significa que se pueden agregar peticiones nuevas o suplementarias al mismo caso en el futuro.

    Si bien la mayoría de las peticiones son presentadas por CPS, cualquier persona que tenga información sobre un menor que necesita protección puede presentar una petición.

    La petición puede pedirle a la corte que haga lo siguiente:

    • Ordenar que su familia coopere con servicios en el hogar

    • Ordenar a la persona acusada del maltrato o descuido que se vaya del hogar

    • Ordenar que se quite a su hijo del hogar

    En casos de maltrato muy grave, la petición también puede pedir que se cancelen los derechos de paternidad (la patria potestad). Para obtener más información, vea Cancelación de los derechos de paternidad a continuación.

    Ambos padres se consideran partes en el caso, por más que no vivan juntos. Ambos padres tienen derecho a ver los informes de CPS de la investigación. El padre que fue acusado de maltrato o descuido se llama el Demandado (“Respondent” en inglés). Solo el Demandado tiene derecho a tener un abogado nombrado por la corte. El Demandado tendrá que mostrar que no tiene dinero para contratar un abogado.

    El Demandante es la persona o agencia que presenta la petición. El Demandante en general es CPS, una división del Departamento de Salud y Servicios Humanos (Department of Health and Human Services, o DHHS). El Demandante también puede ser el fiscal del condado actuando en nombre de DHHS, o un individuo privado.

    El menor también es una parte en el procedimiento. El menor participa en el caso por medio de un abogado tutor ad litem. Esta persona es nombrada antes de la primera audiencia o investigación para representar y proteger los intereses del menor.

    Investigación preliminar

    Si la petición no incluye una solicitud de quitar a su hijo del hogar, el juez o árbitro puede decidir tener una "investigación preliminar". Esto es una revisión informal para decidir qué acción se tomará en respuesta a la petición. El juez o árbitro puede desestimar la petición, darle una remisión a la familia para que reciban servicios, o autorizar que CPS presente la petición. El juez o árbitro autorizará la petición si creen que hay motivo justificado de que uno o más de sus acusaciones de maltrato o descuido son ciertas.

    Si se autoriza la petición, usted tiene derecho a tener un juicio sobre las alegaciones. El juicio se tiene que hacer dentro de los seis meses después de presentar la petición.

    Audiencia preliminar

    Si la petición incluye una solicitud de que quiten a su hijo del hogar (o si su hijo ya fue quitado de su hogar), el próximo paso es una audiencia preliminar. Una audiencia preliminar es una revisión formal de la petición. Si su hijo fue quitado del hogar por una emergencia, tiene que tener una audiencia dentro de las 24 horas. Si no, la audiencia se hará después de que el Demandante (en general CPS) presente una petición en la corte.

    En la audiencia preliminar, el juez tiene que decidir si hay motivo justificado de que una o más de las acusaciones de maltrato y descuido son ciertas. Si no, el juez desestimará la petición y su hijo volverá a su hogar (si fue quitado del hogar temporalmente).

    Si el juez decide que hay motivo justificado de que las acusaciones son ciertas, el juez autorizará a CPS a presentar la petición y habrá un juicio, a menos que usted se declare culpable o sin disputa. Si el juez autoriza la petición, además tendrá que decidir si su hijo puede quedarse en su hogar sin peligro o si debería ser colocado temporalmente en otro hogar. El juez también podrá ordenar a un adulto a irse del hogar de su hijo.

    Si el juez decide que su hijo no puede quedarse en el hogar sin peligro, el Demandante recomendará un hogar temporal para su hijo, como por ejemplo el hogar del otro padre o un hogar de crianza. Si usted no está de acuerdo con la colocación propuesta, tendrá la oportunidad de decirselo en la corte. Como el objetivo final es la reunificación de su familia, el Demandante también le pedirá a la corte que ordene servicios para su familia. Esto se hace para tratar las causas del maltrato y descuido infantil y crear un ambiente más seguro para que su hijo pueda volver al hogar.

    Ir a juicio

    Si un juez autoriza la petición en la audiencia preliminar o investigación preliminar, y usted no se declara culpable o sin disputa, el próximo paso es un juicio. Si su hijo permaneció a su cuidado o fue colocado con el otro padre, el juicio se tiene que hacer dentro de los seis meses después de que se presentó la petición. Si su hijo fue colocado con una persona que no es el padre o la madre, tiene que haber un juicio dentro de los 63 días. El juicio podría ser decidido por un jurado, si usted u otra parte lo solicita. También puede ser decidido por un juez o un árbitro.

    El propósito del juicio es decidir si las acusaciones en la petición son ciertas y si la corte tomará la custodia de su hijo. El nivel de pruebas que tiene que usar el juez es una preponderancia de las pruebas. Es decir, el estado tiene que usar pruebas para mostrar que lo más probable es que su hijo fue maltratado o descuidado.

    Audiencia de disposición

    Si el juez decide que su hijo fue maltratado o descuidado, habrá una audiencia (o serie de audiencias) de disposición. El propósito de la audiencia de disposición es decidir qué acción tomar para proteger a su hijo. Esta audiencia se debería hacer dentro de los 28 días después de que termine el juicio.

    El juez podría hacer uno o más de los siguientes:

    • Desestimar la petición con una advertencia para el Demandado

    • Ordenar que su familia coopere con servicios en el hogar

    • Ordenar que el Demandado se vaya del hogar

    • Ordenar que se quite a su hijo del hogar para ser colocado con un pariente o en un hogar de crianza

    • Nombrar un tutor para su hijo

    • Ordenar el pago de manutención de los hijos

    • Poner fin a los derechos de paternidad (pero solo si se solicitó en una petición)

    Aunque el juez esté de acuerdo que su hijo fue maltratado o descuidado, el estado tiene que ofrecer un plan de servicios para tratar de reunificar su familia. El/los padre(s) también tiene(n) un deber de cumplir con los servicios ordenados. Los servicios de reunificación no son obligatorios si se cancelan los derechos de paternidad del Demandado.

    Mientras que su hijo esté en la jurisdicción de la corte (mientras el caso esté abierto), la corte tiene que realizar revisiones periódicas. El propósito de estas revisiones es ver si su familia se ve beneficiada por los servicios y/o si todavía hace falta la supervisión o colocación fuera del hogar.

    ¿Qué pasa después de que se quite a mi hijo del hogar?

    Su hijo puede ser quitado de su hogar casi en cualquier momento del proceso. Podría pasar tan pronto como en el momento de la denuncia inicial, si las acusaciones son suficientemente graves. También puede pasar después de la audiencia preliminar o después del juicio.

    En general la corte trata de colocar a los hijos con el otro padre, cuando sea posible. Si no, es posible que los hijos sean colocados con otros parientes o en un hogar de crianza.

    Cuando se quita a su hijo del hogar, tendrá que haber una audiencia de revisión dentro de los 182 días (seis meses) después de que fue quitado. Luego deberá tener una audiencia de revisión cada 91 días hasta que su hijo vuelva al hogar o sea colocado permanentemente en otro lugar. En estas audiencias, el juez decidirá si ya no existe el riesgo de que se le haga daño al hijo que fue quitado y si sería seguro devolver a su hijo al hogar.

    Se tiene que hacer una audiencia de planificación de permanencia dentro de un año después de ser quitado del hogar. Esta audiencia es para determinar qué progreso se hizo para que vuelva su hijo a su hogar, o para mostrar por qué su hijo debería ser colocado en otro lugar permanentemente.

    Hay distintas reglas para visitar a su hijo dependiendo de dónde esté en el proceso.  Antes de una audiencia de disposición usted tiene derecho a tener un horario de crianza frecuente con el hijo que fue quitado del hogar. Las visitas con los padres tienen que estar permitidas a menos que CPS pueda probar que las visitas podrían hacerle daño a su hijo de alguna manera.  Después de la audiencia de disposición, un juez decidirá la cantidad y las condiciones del horario de crianza basándose en el mejor interés del menor. A esta altura del proceso, un juez podría denegar el horario de crianza, incluso sin demostrar que se le causó daño al menor.

    La corte puede suspender las visitas si se presenta una petición para poner fin a sus derechos de paternidad.

    Cancelación de los derechos de paternidad (patria potestad)

    CPS tiene que tomar medidas si usted es responsable por ciertas formas de maltrato o descuido muy graves, o si no protegió a su hijo de ese maltrato grave. En esos casos, CPS tiene que hablar con la corte para poner fin a sus derechos de paternidad.

    CPS también tiene que pedirle a la corte que ponga fin a sus derechos de paternidad si la investigación de CPS logró probar el maltrato o descuido en el caso actual por una preponderancia de las pruebas (Categoría I) Y uno de los siguientes es cierto.

    • Sus derechos de paternidad de otro hijo fueron cancelados (en cualquier estado) porque maltrató o descuidó a ese menor

    • Usted renunció voluntariamente a sus derechos de paternidad de otro hijo (en cualquier estado) y ese menor es un dependiente de la corte temporal debido al maltrato o descuido

    La solicitud de cancelar los derechos de paternidad puede estar incluida con la petición inicial. O, si cambian las circunstancias, CPS podría presentar una petición suplementaria más adelante. Por ejemplo, si no cumple con los servicios o no corrige una situación peligrosa, o si surgen alegaciones nuevas, CPS puede presentar una petición nueva en el mismo caso para pedirle al juez que cancele sus derechos de paternidad.

    El juez decidirá cancelar o no sus derechos de paternidad durante una audiencia. Tiene derecho a tener un abogado nombrado por la corte en esta etapa del caso, al igual que en las otras etapas.

    Si se cancelan sus derechos de paternidad, ya no tendrá la custodia o el control de su hijo. No tendrá derecho a cosas como horario de crianza o herencia legal. Puede renunciar a sus derechos de paternidad o puede conseguir que una corte los cancele. Perder los derechos de paternidad no elimina el deber de pagar manutención de los hijos.

    Si da a luz en un hospital de Michigan después de perder sus derechos de paternidad de otro hijo, se notificará a la oficina de DHHS. CPS hará una investigación para determinar si su recién nacido corre riesgo en su hogar. CPS considerará las razones por la cancelación anterior. Si siguen existiendo los mismos problemas, CPS puede presentar una petición ante la corte para quitar al recién nacido de su cuidado en el hospital.

    Acceso a registros de CPS

    Ambos padres tienen derecho a acceder a todo lo que hay en el expediente de CPS excepto el nombre de la persona que informó el maltrato y descuido a CPS.

    Tiene que solicitar los registros por escrito en la oficina de DHHS en su zona. Tendrá que llevar una copia, frente y dorso, de su licencia para manejar u otra identificación con foto válida.